Cifuentes,
Cifuentes, - en la línea 1 de Metro MAYA BALANYA

Carmena no convence a Cifuentes ni a Aguirre para cerrar la Línea 1 de Metro por tramos

El gobierno regional mantiene su apuesta de clausurarla por completo durante cuatro meses pese a las peticiones de la delegada de Medio Ambiente de hacerlo en tres años

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento mantuvieron el martes por la tarde una reunión para acercar posturas sobre la forma de abordar las obras de remodelación de la Línea 1 de Metro. La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, no logró convencer al consejero de Transportes, Pedro Rollán, con su plan de acometer las obras en tres años y en tres tramos. Este miércoles tampoco han logrado Ahora Madrid y el PSOE el apoyo de la cámara madrileña a su iniciativa para hacer presión al gobierno regional.

El cierre total de la Línea 1 de Metro que se llevará a cabo desde el 21 de mayo hasta el 30 de septiembre ha enfrentado al Ayuntamiento y a los ciudadanos -que ya han convocado numerosas manifestaciones- con el gobierno de Cristina Cifuentes desde que anunció la reforma el 12 de febrero.

Los madrileños están acostumbrados a obras, pero por tramos. La corporación madrileña presentó una alternativa a la Comunidad para atenuar las molestias a los viajeros para esta «urgente», según la presidenta regional, remodelación integral del túnel y la instalación de una catenaria rígida que sustituya el sistema actual, casi centenario.

La alternativa de Sabanés fue iniciar los trabajos entre Atocha Renfe-Tribunal este año; Tribunal-Plaza de Castilla, el próximo, y, Atocha Renfe-Sierra de Guadalupe, en 2018. La duración por cada una de las intervenciones sería de tres meses o tres meses y medio. «No hay nada que indique que no puede hacer de este modo», dijo entonces.

Sabanés ha subrayado en el hemiciclo de Cibeles que, con el cierre total, se perjudicará sobre todo a los 318.000 vecinos de Vallecas, ya que esta línea atraviesa el distrito. La concejal ha pedido «planificación compartida, coordinación y alternativas de ciudad», pero sus esfuerzos han caído en saco roto. Ciudadanos y el PP se «fían» más del informe de los técnicos la Comunidad de Madrid.

Solo Ahora Madrid y PSOE han sacado adelante su propuesta (PP ha votado en contra y Ciudadanos se ha abstenido) para instar a la presidenta de la Comunidad a que aborde la reforma «consensuadamente con el Ayuntamiento de Madrid y dentro del marco del Consorcio Regional de Transportes» y que adopte las medidas que contempla. Entre ellas, que sean los autobuses de la EMT los que se ocupen de dar un servicio alternativo mientras duren las obras. «La proposición persigue ofrecer a la ciudadanía un servicio de transporte público de calidad minimizando los problemas de movilidad que generarán las obras», ha informado el Consistorio.