Ancianos en un centro de la provincia de Orense
Ancianos en un centro de la provincia de Orense - MIGUEL MUÑIZ
SANIDAD

El traje que te permite saber cómo te sentirás en la vejez

Creado para realizar investigaciones sobre de qué manera afecta la edad, se ha presentado al público para concienciar sobre la importancia de una buena dieta y ejercicio físico

SantiagoActualizado:

«El traje de envejecimiento» ha llegado esta mañana a Santiago de Compostela. Los que lo prueban experimentan durante un minuto cómo se siente una persona mayor las 24 horas al día. La vestimenta lleva incorporados una serie de pesos de hasta 12 kilos extra, que son los que se acumulan con la edad. Tiene también unas gafas que limitan la visión y unos tapones para perder capacidad de oído. La empresa Nutricia Advanced Medical Nutrition lo ha presentado en el marco del 34 Congreso Nacional de la Sociedad Española De Nutrición Clínica y Metabolismo (SENPE).

Durante el acto, el doctor Manuel Blanco, director médico de Nutricia, explicó que el traje sensorial se utiliza en las investigaciones para «buscar cuáles son exactamente las áreas donde mayor impacto tiene el desarrollo funcional con la edad» y así «estudiar cómo eso afecta a las personas mayores», informa Efe.El objetivo de presentar este traje en público es concienciar a la población de la importancia de «un buen soporte nutricional» y de realizar el «ejercicio físico adecuado a la edad», con el fin de que las limitaciones representadas sean menores, detalla el doctor Blanco.

El doctor Daniel de Luis, catedrático de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, ha expuesto los problemas de la sarcopenia, la pérdida degenerativa de masa muscular. Es una patología que padece «casi el 20% de la población por encima de los 65 años» y «hasta el 50% de los mayores de 80». La sarcopenia es la enfermedad que representa el traje sensorial y que «incide en la calidad de vida y la movilidad de los pacientes», ya que aquel que lo padece «tiene menos masa muscular y menos funcionalidad«, por lo que «se mueve peor y respira peor», detalló el catedrático.

Para evitar este problema y restaurar la masa muscular, ambos especialistas coinciden en que lo ideal es realizar «ejercicio físico» y combinarlo con «unos hábitos nutricionales adecuados» que consisten en «una dieta equilibrada rica en proteínas», a la que se le deben añadir «determinados productos enriquecidos con vitamina D». No en vano, el riesgo de desnutrición aumenta al menos dos veces en las personas mayores y en aquellas con enfermedades crónicas.