Almuíña atiende a los medios tras el encuentro fallido celebrado este miércoles en Vigo
Almuíña atiende a los medios tras el encuentro fallido celebrado este miércoles en Vigo - EFE
Conflicto en la Atención Primaria

La presencia del gerente de Vigo frena de nuevo el diálogo con los jefes dimitidos

«Pensábamos que la Consellería lo tenía claro», dice un portavoz del colectivo respecto al rechazo de Félix Ruibal como interlocutor. Almuíña defiende la necesidad de implicar al equipo directivo en la aplicación de las medidas propuestas, e insiste en el diálogo

SantiagoActualizado:

El diálogo entre la Consellería de Sanidade y los jefes de servicio de Atención Primaria del área de Vigo dimitidos en diciembre volvió ayer a saltar por los aires. La razón: la presencia en el equipo negociador que acompañó al conselleiro en la sede de la Xunta en la ciudad olívica del gerente del área sanitaria, Félix Ruibal, vetado por los dimisionarios como interlocutor válido. «Pensábamos que la Consellería lo tenía claro», apuntó a última hora de ayer un portavoz de los profesionales.

En la reunión, fijada para las 19.00 horas, las partes debían proseguir las conversaciones en torno a las medidas de mejora para la asistencia sanitaria en el área reclamadas por los dimisionarios y avanzar en el calendario de aplicación comprometido por el Sergas en la reunión que, a mediados de enero, marcó un nuevo punto de encuentro tras un mes de relaciones rotas. El conselleiro acudió al encuentro acompañado del director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal; el gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, y el citado responsable de la Gerencia Integrada de Vigo. Al expresar los dimisionarios su negativa a sentarse con Ruibal -la interlocución directa con el conselleiro había sido precisamente el factor determinante para desencallar las conversaciones en enero-, se celebró un breve encuentro en el que sólo participó Vázquez Almuíña con la intención, según explicó el propio conselleiro, de «convencerlos» de la pertinencia de integrar al equipo directivo en las reuniones.

«Tenemos un calenderio para poner en marcha las medidas acordadas que necesita de la interlocución de la gerencia, sin esto es difícil (...) Para nosotros es fundamental la gerencia de esta área, porque es lógicamente la que está haciendo la gestión integral de toda la asistencia sanitaria aquí, y la que tiene además que poner en marcha las distintas acciones que están solicitadas», defendió Almuíña, instando a dejar atrás «esas diferencias que puede haber en el camino, diferencias -dijo- a veces incluso de trato, de lo que es el día a día, que sabemos que tiene tensiones y dificultades». «A veces tenemos que dejar alguna diferencia en el camino para tratar de construir algo mucho más importante», prosiguió el conselleiro, garantizando la predisposición de la Consellería a avanzar en el diálogo. «Tenemos que encontrar caminos porque es un momento importantísimo en la Atención Primaria en el que podemos hacer un nuevo modelo si sumamos todos», afirmó. «Ellos quieren mejorar la Atención Primaria, nosotros, también. Por lo tanto, ¿dónde podemos hacerlo? Sentados», agregó.

Almuíña indicó que las partes han acordado darse un tiempo «para poder volver a hablar». Los jefes de servicio dimitidos se reunirán el martes para consensuar sus siguientes pasos.