Imagen del encuentro mantenido este jueves en la Consellería
Imagen del encuentro mantenido este jueves en la Consellería - XUNTA
Reunión con los jefes de centro de salud dimitidos

El Sergas promete un plan a tres meses para agilizar el acceso a consultas de hospital en Vigo

Más de cuatro horas de reunión con los excoordinadores de centros de salud reconducen el conflicto entre las partes con un horizonte de trabajo conjunto. Entre los compromisos, una OPE especial que en este primer semestre convoque todas las vacantes en puntos de especial sobrecarga

SantiagoActualizado:

Más de cuatro horas de reunión han marcado este jueves un punto de inflexión en el conflicto abierto en el mes de diciembre con la dimisión en bloque de 25 jefes de servicio de Atención Primaria del área sanitaria de Vigo para denunciar el «progresivo deterioro» de la calidad asistencial en sus servicios y la falta de respuestas desde la Administración. Pasadas las 22.30 horas -el encuentro había comenzado minutos después de la seis de la tarde-, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, y el portavoz de los excoordinadores dimitidos, Luciano Garnelo, comparecían juntos ante los medios para informar de los resultados de una reunión que ambos calificaron como «exitosa», presidida, en palabras del exresponsable del centro de salud Pintor Colmeiro, por un «espíritu conciliador y afable». Entre los compromisos concretos alcanzados, ambos subrayaron un plan de choque a implementar en tres meses para agilizar el acceso a consultas hospitalarias desde los centros de salud del área de Vigo. «Van a ser unas medidas a corto plazo, de forma que en tres meses las pongamos en marcha y que la accesibilidad desde la Atención Primaria del área de Vigo al hospital mejore», resumió Vázquez Almuíña. El plan responde al quinto de los seis puntos del documento de reivindicaciones presentado por los profesionales, en el que se reclama, por ejemplo, que las e-interconsultas formuladas por los médicos de familia a los facultativos hospitalarios tengan respuesta en un plazo máximo de tres días o facilitar a los profesionales del primer nivel asistencial el acceso a pruebas diagnósticas «en las mismas condiciones que los médicos hospitalarios».

Al margen de los problemas específicos del área de Vigo, en el encuentro de este jueves se abordaron medidas de carácter global trasladadas desde el grupo de dimisionarios, propuestas, indicó el conselleiro, que serán trasladadas para su debate en los grupos de mejora de la Atención Primaria constituidos por la Consellería con distintos representantes profesionales, y en los que hasta la fecha han declinado integrarse los 25 coordinadores dimitidos. Se trata, afirmó Garnelo, de medidas organizativas, de dotación de personal y de material pero cuya aplicación, dijo, se traducirá necesariamente en «aumento presupuestario para la Atención Primaria». El incremento del peso del primer nivel asistencial en la distribución del presupuesto total sanitario es precisamente otro de los puntos del documento reivindicativo con el que el colectivo llegó a la reunión con el conselleiro. En ese texto se apuesta por alcanzar de inmediato el 15% de los fondos y por mantener el incremento gradual para llegar al 20% en cinco años.

Los dimisionarios obtuvieron también de la Consellería el compromiso de convocar dentro de este primer semestreuna oferta de empleo público (OPE) especial con todas las vacantes, «y alguna más», existentes en puntos de especial sobrecarga. En esta oferta, apunta Manuel Domínguez Sardiña, se aplicaría al menos el 108% de límite de reposición autorizado por el Ministerio de Hacienda a Galicia, a la espera de los resultados de la reunión que el próximo miércoles se celebrará en Madrid entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades para abordar específicamente los problemas de personal ( Vázquez Almuíña ha planteado la necesidad de suprimir cualquier límite a la reposición para permitir el restablecimiento de las plantillas tras los años de contención de la crisis).

El encuentro deja sobre todo un nuevo clima de entendimiento. Garnelo insistió en la «credibilidad» que el colectivo otorga a los compromisos expresados por los representantes de la Consellería y Almuíña subrayó la valía profesional de los integrantes del colectivo, «jefes de servicio con enorme experiencia, muy comprometidos con el sistema, y con los que desde luego vamos a seguir trabajando», dijo.

Los 25 dimisionarios se reunirán el próximo martes en el Colegio Médico para analizar la situación de sus renuncias tras el giro operado en las relaciones con la Consellería. «Ahora hay un clima de confianza por ambas partes, creemos en la palabra de Sanidade, pero vamos a estar expectantes, no vamos a desaparecer. La repercusión de nuestro gesto ha demostrado que si los médicos nos unimos y decimos basta, tenemos fuerza», apunta Domínguez Sardiña.