El fuego llegó a cercar las casas de una parroquia de la localidad
El fuego llegó a cercar las casas de una parroquia de la localidad - MUÑIZ
GALICIA

El gran incendio de Rianxo, extinguido tras arrasar 1. 162 hectáreas de monte

Solo en este fuego se ha quemado la mitad de superficie forestal que en todo el año pasado

SantiagoActualizado:

El incendio que ha afectado a los municipios coruñeses de Dodro y Rianxo ha quedado extinguido en la mañana de este jueves tras arrasar 1.162 hectáreas desde su inicio el pasado lunes. Este es el primer gran incendio forestal --a partir de 500 hectáreas calcinadas-- en Galicia d esde la ola de fuegos de 2017. Casi toda la superficie quemada es de monte arbolado (1.092 hectáreas), mientras el resto (70 hectáreas) es de monte raso. Solo lo ardido en este fuego equivale a cerca de la mitad de terreno calcinado en la Comunidad en todo 2018 (fueron unas 2.600 hectáreas).

Las llamas se iniciaron a las 20,09 horas del lunes en la parroquia de San Xoán de Laíño, en Dodro (La Coruña), a causa de una chispa de un cable de alta tensión, según la principal hipótesis que baraja el Gobierno gallego. A partir de ahí su propagación fue muy rápida, hasta alcanzar al municipio vecino de Rianxo debido al fuerte viento del nordeste.

El fuego llegó a obligar a cortar la autovía de O Barbanza, así como a desalojar el martes el instituto y una escuela unitaria de Rianxo. También fue necesario decretar la situación dos por la proximidad a viviendas en el núcleo de Meiquiz, en la parroquia rianxeira de Leiro, aunque ninguna casa resultó afectada.

Denuncian una negligencia

A lo largo de la mañana de este jueves medios terrestres se han dedicado a refrescar la zona quemada. En las tareas de extinción participaron siete helicópteros, cinco aviones, 46 brigadas, 47 agentes, 31 motobombas, cinco palas y dos técnicos, así como efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Sobre la causa del incendio, la asociación ecologista Amigas das Árbores pide investigar si una «negligencia» de una empresa eléctrica está detrás del incendio. Señala que la ley de prevención de incendios obliga a la empresa eléctrica a mantener limpia la franja primaria alrededor de las torretas eléctricas, así como a retirar la biomasa resultante.

En declaraciones a Europa Press, el agente forestal Xosé Santos, miembro de Amigas das Árbores e integrante del Consello Forestal como representante de grupos ambientalistas, llamó la atención sobre que los «primeros indicios» de que la limpieza alrededor de esta torre de alta tensión se realizó, pero sin retirar la biomasa, lo que pudo avivar el fuego al caer una chispa sobre ella.