Tensión en el pleno de Pontevedra
Tensión en el pleno de Pontevedra - MUÑIZ

Rajoy, declarado persona «non grata» en Pontevedra

La izquierda suma sus fuerzas para reprochar al presidente en funciones la permanencia de Ence en la Ría

Varios momentos de tensión han obligado a la suspensión del pleno en un par de ocasiones

PontevedraActualizado:

El pleno del Ayuntamiento de Pontevedra ha declarado «persona non grata» al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. La iniciativa, impulsada por el PSdeG y la Marea, muestra el rechazo de la corporación a la prórroga de la concesión de la empresa Ence en la Ría de Pontevedra. La decisión de la permanencia de la celulosa, concedida al cumplir la compañía todas las garantías ambientales, se ha convertido en la excusa para censurar al jefe del Ejecutivo y ha revelado la división de la ciudad del Lerez.

La inoportunidad de la declaración fue defendida por el PPdeG y Ciudadanos. Con argumentos similares, las fuerzas del centro derecha censuraron la iniciativa. El portavoz del PP, Jacobo Moreira, echó mano de un informe de la secretaría para cuestionar la legitimidad de la declaración y también la «competencia» para declarar como non grata «a una persona física y jurídica». Además, recordó los compromisos del presidente en funciones con la ciudad a lo largo de los últimos años. Ciudadanos, a través de María Rey, se distanció del PP, pero advirtió de la aprobación de una moción que «divide y no tiene efectos». También recordó que «todos los partidos se han aprovechado de Ence».

Por su parte, los nacionalistas a través de su portavoz, Carmen da Silva, ha reprochado a Moreira su intervención y ha recordado que «la llegada de Ence en el franquismo fue a bayoneta callada y el señor Rajoy es heredero de esa tradición». Previamente, el socialista, Agustín Fernández, ha justificado la reprobación «por condenar a Pontevedra» y ha tildado a Rajoy de «vecino indigno de Pontevedra porque ha traicionado a esta ciudad y a sus habitantes». Y el portavoz de la Marea de Pontevedra, Luis Rei, se ha sumado a los reproches de los socialistas y ha acumulado su petición para recordar a Rajoy «que ha sentenciado a Pontevedra a cadena perpetua».

Tras finalizar el debate los concejales del grupo popular han abandonado el salón de plenos y su portavoz, Jacobo Moreira, lo ha justificado alegando que «la moción es una excusa para humillar a una persona». La sesión se ha interrumpido en dos ocasiones por parte del alcalde para tratar de apaciguar los ánimos del público asistente, que no ha dejado de vitorear a Rajoy y reprochar a la izquierda su «sectarismo». También han presenciado la sesión plenaria simpatizantes nacionalistas que ha intercambiado reproches con los partidarios de la permanencia de la celulosa. La tensión dentro de la sala ha sido máxima a lo largo de toda la mañana debido a las asistencia de un buen número de vecinos que portaban pancartas con lemas como «Rajoy, persona muy grata».