Factoría de Ence en Pontevedra
Factoría de Ence en Pontevedra - EFE

La permanencia de Ence consolida 800 empleos en Pontevedra

Medio Ambiente concede una prórroga de 60 años a la empresa de celulosa

SANTIAGOActualizado:

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, acabó ayer con las dudas sobre la continuidad de Ence en Pontevedra y concedió a la empresa la prórroga de la concesión de ocupación de los terrenos en los que se ubica su centro de operaciones en la capital del Lérez, según informó la propia empresa. La prórroga se concede por 60 años, con un plazo adicional de 50 anualidades por «el fuerte compromiso de Ence en la ciudad y la comarca al comprometer una inversión total de 61 millones de euros». De esta forma, y entre las inversiones previstas, se contemplan 30,2 millones para mejorar la eficiencia de la fábrica, lo que permitirá, «un crecimiento en celulosa y energía renovable».

La empresa señala que invertirá 15 millones en la instalación de un nuevo ciclo del agua que, según afirma, «hará posible recuperar gran parte del agua del proceso y minimizar el volumen del efluente». Por otro lado, se resalta que «continuará con su compromiso con las mejoras ambientales», concretamente en la eliminación de olores, de ruidos y de vapores, así como para «garantizar la fiabilidad medioambiental más allá de sus obligaciones legales», con una inversión que cifra en casi 12 millones de euros. También apunta a 4 millones para el diseño y ejecución del proyecto de integración paisajística de su fábrica de Lourizán, lo que repercutirá en «una significativa mejora de su presencia visual en la ría de Pontevedra».

La finalidad de la empresa es lograr «con las inversiones que se acometerán, situar a su fábrica de Pontevedra al mismo nivel de costes que la del centro de operaciones de la empresa en Navia (Asturias), que ya es una de las dos plantas de celulosa más competitiva de Europa». Todas estas cantidades que, según se explicó, «están avaladas en la solicitud de prórroga», fueron anunciadas al mercado en el Investor Daycelebrado por la compañía el pasado mes de noviembre.

Tras la concesión de la prórroga, Ence baraja instalar una planta de biomasa de 40 megavatios en Pontevedra, lo que supondría una inversión adicional de 74 millones de euros, contemplada en el plan estratégico de la empresa y que se menciona en la solicitud de prórroga.

Finalmente, Ence subrayó que la prórroga de la concesión «ha sido posible porque la fábrica de Ence en Lourizán, referente medioambiental de su sector en Europa, cumple holgadamente la exigente normativa medioambiental europea».

Por otro lado, considera que la prórroga es «una buena noticia para la ciudad de Pontevedra». La decisión adoptada por el Ministerio, según se aclaró desde la empresa, «ha permitido salvar los más de 800 puestos de trabajo que Ence genera en Pontevedra y los más de 5.000 en toda Galicia que dependen del funcionamiento de su fábrica de Lourizán». La prórroga de la concesión fue recibida con fuertes críticas del Ayuntamientoy de los partidos de izquierda. Tanto el BNG, como Alternativa Galega de Esquerda anunciaron ya recursos contra la decisión gubernamental. Por su parte, los presidentes de los comités de empresa de Ence, Pedro Soto y Ana Cedeira, confirmaron la alegría de la plantilla de la fábrica de Lourizán.