Eva Granados - TRIBUNA ABIERTA

Volvamos a la política

«Si el portazo de la CUP se mantiene, desaparece la mayoría independentista al faltar los dos votos de los instalados en 'la República fantasma'»

Eva Granados
Actualizado:

Una semana de alto voltaje político en un contexto de parálisis política. ¿Paradójico? Sí, todo es posible en este tornado catalán que gira peligrosamente hacia el abismo. Miquel Iceta desde el Parlament recordaba los corazones encogidos de todos los catalanes: unos, por la actuación judicial; otros, por la incertidumbre social, económica y política instalada en nuestra sociedad. Y muchos, por ambas circunstancias.

Que nadie se apropie del dolor colectivo en beneficio propio. Todos lo estamos pasando mal. Y lo que estamos sufriendo no debería enquistar posiciones, si no empujarnos a avanzar en la búsqueda de una solución de consenso.

Insisten acertadamente desde ERC que se necesita un gobierno efectivo lo antes posible. Pero el independentismo, ante la disyuntiva entre gobierno o desgobierno, ha optado por el segundo. Uno tras otro se han ido proponiendo candidatos imposibles con el único objetivo de mantener una ofensiva absurda contra el Estado. La única buena noticia de la semana ha sido que se acabó el limbo político. Por fin, el reloj se ha puesto en marcha y se convocarán elecciones si el 22 de mayo seguimos sin presidente.

¿Y ahora qué? Si el portazo de la CUP se mantiene, desaparece la mayoría independentista al faltar los dos votos de los instalados en «la República fantasma». La nueva estrategia del independentismo la escenificó el presidente del Parlament el sábado. Se titula «Por una respuesta unitaria en defensa de los principios democráticos, y de los derechos civiles y políticos».

Tan unitaria y tan democrática no fue, ya que solo fueron llamados a pactarla el mundo soberanista de JpC, ERC, la CUP y los comunes. Torrent sigue actuando de maestro de ceremonias de los únicos que lo votaron, no nos representa a todos. Es la nueva versión del espíritu del 1 de octubre. Un giro más del tornado.

Entre el revanchismo de Cs, la dimisión política del PP, dejándolo en manos de los jueces, y la obcecación en el error de la vía unilateral independentista cada día estamos más cerca del abismo.

Volvamos a la política, que es nuestro deber: respeto a la ley y búsqueda de los más amplios acuerdos. Es imprescindible recuperar el diálogo, la negociación y llegar a un pacto entre las fuerzas catalanas.

Eva GranadosEva Granados