El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante un pleno del Parlament
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante un pleno del Parlament - EFE

Torra, de pedir una «cumbre de gobierno a gobierno» a aceptar una reunión con Sánchez

El independentismo ha pasado de pedir una cita bilateral «entre iguales» de consejeros y ministros a aceptar cualquier encuentro que no sea «protocolario»

«No tenemos propuesta formal, ni de la reunión en sí ni mucho menos sobre el contenido», afirman desde el Govern

BarcelonaActualizado:

Enésima rectificación del gobierno catalán. Después de describir la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona -prevista para el próximo 21 de diciembre- como una «provocación», luego decir lo contrario y posteriormente, insistir de nuevo en ello, ahora es el eventual encuentro entre Quim Torra y Pedro Sánchez lo que evidencia las contradicciones. Reunión sí. Reunión no. ¿Cumbre bilateral? Ese es el debate en el seno del Govern.

El pasado mes de octubre, poco después del «ultimátum» lanzado por Torra a Sánchez, el «president» invitó formalmente al jefe del Ejecutivo español a una reunión en la Generalitat para hablar del proyecto de Sánchez para Cataluña, así como del ejercicio «del derecho a la autodeterminación». «Apreciado presidente, me pongo en contacto con usted para invitarle a reunirnos en las próximas semanas en el Palau de la Generalitat, según acordamos el pasado mes de julio en nuestro encuentro en LaMoncloa», rezaba la misiva que hizo llegar la «Oficina del President» a Madrid.

Sánchez y Torra en La Moncloa
Sánchez y Torra en La Moncloa - JAIME GARCÍA

En las semanas posteriores a esta invitación, y al empezar a concretarse los términos y objetivos de la celebración del Consejo de Ministros en la capital catalana, el interés del Govern en la reunión Sánchez-Torra se fue desvaneciendo. «Esperamos que no vengan a hacer turismo ministerial», declaró displicente la portavoz de la Generalitat, Elsa Artadi en noviembre. Asimismo, la consejera de Presidencia ofreció una «cumbre bilateral» a Sánchez coincidiendo con la llegada en bloque de todo su gabinete. Cualquier cita que no tuviera un formato de «encuentro entre iguales» no era bien visto en el equipo de Torra.

Formato convencional Estado-autonomía

Sin embargo, después de esa petición de máximos que el Gobierno Sánchez se ha negado a cumplir, la Generalitat ha rebajado de nuevo sus expectativas. Así las cosas, este jueves la propia Artadi ha aprovechado una entrevista radiofónica con una emisora nacional para reconocer que la Generalitat está dispuesta a celebrar una reunión de formato estándar siempre y cuando tenga contenido político y no sea meramente «protocolaria». No obstante, la mujer fuerte del equipo de Torra ha reconocido que el ejecutivo autonómico no ha recibido «ninguna propuesta del Gobierno español» en esta línea. «No tenemos propuesta formal, ni de la reunión en sí ni mucho menos sobre el contenido. Por lo tanto, no podemos responder a una invitación que no existe», ha reconocido.