El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este sábado en Barcelona - EUROPA PRESS

Sánchez atiza a Vox mientras trata de recebar apoyos para sus presupuestos

Torra, ERC y el PDECat mantienen su «no» a las cuentas mientras el PSOE redobla la presión para salvar los presupuestos y la legislatura

«Rivera y Casado piden elecciones ya, que esperen sentados», señala Sánchez después asegurar que quiere gobernar hasta 2020

BarcelonaActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha iniciado este sábado una gira por toda España para recabar apoyos para el proyecto de Presupuestos que ayer aprobó su gabinete. La primera parada del «tour» del Jefe del Ejecutivo ha sido Barcelona, no en vano, los votos del independentismo son imprescindibles para que las cuentas prosperen, o por lo menos, no caigan en el primer asalto en el Congreso de los Diputados.

«Pido a todas las fuerzas parlamentarias que apoyen unos presupuestos que van a permitir que Cataluña y España avancen», ha señalado Sánchez después de asegurar que las cuentas que empezarán a tramitarse este lunes en las Cortes «materializan» los objetivos que planteó durante la moción de censura que le llevó a La Moncloa en junio. Por otra parte, ha insistido en su intención de enrocarse en el Gobierno, aunque sus cuentas no prosperen. «Cuando Rivera y Casado dicen 'elecciones ya' que esperen sentados, hasta 2020 vamos a gobernar los socialistas», ha asegurado.

Ataques a Vox

En el acto con militantes celebrado hoy en la Ciudad Condal (en el que solo se han exhibido banderas catalanas y del PSC) el socialismo ha engrasado su petición de apoyos con una contundente agresividad discursiva contra Vox. Así las cosas, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha aprovechado su intervención para censurar el acuerdo rubricado esta semana por PP, Ciudadanos y los de Santiago Abascal en Andalucía para desalojar al PSOE de Susana Díaz del gobierno regional. Por su parte, Sánchez ha estrenado un juego de palabras uniendo a Vox con el nombre del nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. «Voxsonaros», ha sido el resultado de la ocurrencia de Sánchez.

Jaume Colboni, candidato del PSC para Barcelona, Sánchez e Iceta hoy en el acto celebrado en la Ciudad Condal
Jaume Colboni, candidato del PSC para Barcelona, Sánchez e Iceta hoy en el acto celebrado en la Ciudad Condal - AFP

Reivindicaciones secesionistas y tensión discursiva

A pesar de las inistentes menciones al cambio en Andalucía, las cuentas para el 2019 han sobrevolado en todo momento el primer acto de Sánchez en el nuevo año. No en vano, el proyecto de presupuestos aprobado este viernes por el Consejo de Ministros despliega una batería de inversiones y promesas para tratar de seducir al independentismo. Según resaltó ayer el Ejecutivo, estos incluyen un aumento de las inversiones del Estado en la comunidad hasta el porcentaje que la región representa en el conjunto del PIB español.

A pesar de ceder ante reivindicaciones largamente abanderadas por el secesionismo catalá, tanto Sánchez como los dirigentes socialistas que lo han precedido han exhibido discursos incisivos con el independentismo. «Será imposible para alguien que dice que gobierna para los catalanes patrocinar un voto negativo en estos presupuestos», ha señalado el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta. «Torra tiene un Govern que no gobierna, que cierra el Parlamento cuando quiere y que rompe con la democracia y convivencia», ha reblado por su parte Batet.