La diputada Marta Rosique, en el Congreso
La diputada Marta Rosique, en el Congreso - ABC

Marta Rosique, de activista de campus a la Mesa del Congreso

La diputada de ERC es la parlamentaria más joven de la Cámara Baja en la XIII Legislatura

Es graduada en periodismo, estudiante de ciencias políticas y fue portavoz del lobby de estudiantes por el 1-O

BarcelonaActualizado:

La diputada de ERC en el Congreso Marta Rosique ha protagonizada la primera salida de tono de los republicanos en la XIII Legislatura. En un momento en el que el otrora revoltoso Gabriel Rufián se ha vestido de serio portavoz la dirigente de las juventudes del partido ha tomado la iniciativa en lo que ha provocaciones se refiere. Lo ha hecho interviniendo desde la Mesa que dirige la Cámara Baja con una camiseta del movimiento «antifascista independentista» estampada con una estelada y una alusión a los «Països Catalans».

Rosique (de 23 años) se ha estrenado este martes en las Cortes, a las que llegó como número siete de los republicanos por Barcelona. Logró dar el salto a las listas para las elecciones del 28-A gracias al aval de las juventudes de ERC (denominadas «Jovent Republicà», Juventud Republicana), en las que ha ocupado varios cargos propios de la cantera de nuevos políticos que son las ramas juveniles de la formación. Tradicionalmente las antiguas «JERC» han colocado a sus dirigentes en posiciones de salida en el Senado y el Congreso.

La diputada que ha dirigido la Mesa de Edad de la sesión constitutiva junto al socialista Agustín Javier Zamarrón y a Lucía Muñoz (Unidas Podemos) ha estudiado en la Universitat Pompeu Fabra -tradiconalmente la menos combativa de las tres universidades públicas de la Ciudad Condal-. Allí cursó la carrera de Periodismo y ahora se encuentra inmersa en la de Ciencias Políticas y la de Administración. Su partido destaca de ella su implicación en la lucha «independentista, internacionalista y contra el racismo».

Rosique y Junqueras, ayer en el Congreso
Rosique y Junqueras, ayer en el Congreso - ABC

La joven parlamentaria republicana también ha ocupado cargos en el Consejo Nacional de la Juventud de Cataluña y en la estructura de su partido, no obstante, logró su mayor cuota protagonismo al encabezar y poner voz a «Universitats per la República», una plataforma que encauzó la colaboración de los estudiantes universitarios en la organización y celebración del referéndum del 1-O. En ese momento, Rosique calificó a los estudiantes como «cabeza y vanguardia» de la consulta ilegal. Hoy tiene una silla y dirige los primeros compases de la nueva legislatura en el Congreso.