Mossos y agentes de emergencias en una imagen de archivo - EMERGENCIES

Muere un niño al ser atropellado accidentalmente por su propia madre en Tarragona

La familia llevó al niño al ambulatorio, adonde llegó insconsciente y murió

BarcelonaActualizado:

Un niño de tres año murió en la tarde de ayer al ser atropellado por el coche con el que maniobraba su madre en un parquin de la localidad de Montblanc (Tarragona), quien no se percató de la presencia del pequeño. Al lugar del suceso, según han confirmado a EFE fuentes del Servicio de Emergencias Médicas, se trasladaron dos ambulancias y un helicóptero, cuyos efectivos no pudieron hacer nada por salva al niño.

El accidente tuvo lugar en el aparcamiento de Sant Miquel, ubicado en el centro de la ciudad, cuando la madre maniobra con el coche, un todoterreno que se había estropeado y que la mujer intentaba subir a una grúa. Fuentes del Ayuntamiento de Montblanc, cuya Policía Local se hizo cargo de la investigación del caso, han informado de que fue la propia familia la que trasladó al menor al centro de atención primaria de la localidad, donde falleció.

La familia del menor es residente en Ainsa (Huesca), había pasado la semana de vacaciones en la cercana población costera de Salou y regresaba a casa. A su paso por Montblanc decidió hacer un alto en el camino y visitar la villa medieval, donde se les estropeó el vehículo. A raíz de este suceso, el Ayuntamiento de Montblanc ha colocado la bandera a media asta y ha decretado tres días de luto, al tiempo que ha transmitido su pésame a la familia del niño.

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Valls (Tarragona), ha recibido esta mañana a los padres para informarles de que será la encargada de la investigación del caso, de la personación de la familia en la causa y de que será quien autorice el traslado del cuerpo una vez se practique la autopsia, informa Efe. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha precisado en un comunicado de que la juez no ha hecho «ninguna otra actuación que no sea recibirles» pero que los padres no han declarado ni han sido citados a declarar. «Para poder abordar el trámite de declaración -agrega un comunicado del TSJC- es necesario, entre otras cosas, que la juez disponga del atestado completo, que aún no tiene en este momento. Y serán citados, en todo caso, cuando los facultativos aseguren que están en unas mínimas condiciones para poder hacerlo».