Los coches de Tesla son uno de los principales atractivos del salón
Los coches de Tesla son uno de los principales atractivos del salón - INÉS BAUCELLS

El Automobile se hace digital

El renacido Salón del Automóvil de Barcelona abre sus puertas a medio camino entre el «motorshow» y una feria tecnológica

BARCELONAActualizado:

La senda está marcada, aunque queda aún camino por recorrer. El Automobile Barcelona, la reformulación del histórico Salón del Automóvil, ha abierto hoy sus puertas, mostrando su doble faceta de «motorshow» tradicional –donde las 30 marcas presentes exhiben sus modelos y presentan algunas novedades, menores– y de feria tecnológica (60 participantes) aplicada a la movilidad, con un gran potencial aún por desarrollar.

Quizás por la novedad, quizás por desconocimiento, el brillo de las carrocerías y de los modelos exhibidos ha seguido atrayendo el grueso de las miradas, de manera particular los Tesla, la marca de vehículos eléctricos de lujo que ha aprovechado para anunciar que finales de este mes abrirá su primer punto de venta físico en España, en el Port Vell de Barcelona.

La novedad de este salón se desarrolla sin embargo en el llamado Connected Hub, desdoblado a su vez en una zona de debate y de conferencias y otra de exhibición, en lo que quiere ser un punto de encuentro entre la industria del motor y la tecnológica. Es aquí por donde pasa el futuro de un certamen que en su próxima edición celebrará su primer siglo de existencia. El Automobile quiere ligarse al «xup xup digital» que se vive en Barcelona en parte impulsado por la Mobile World Capital, cuyo foro de emprendedores 4 Years From Now, con la colaboración de Seat y Ficosa, forma parte activa del encuentro.

Futuro eléctrico

Ha sido precisamente el presidente de Seat, Luca de Meo, quien ha leído la conferencia inaugural del Connected Hub, foro que ha aprovechado para anunciar un acuerdo de colaboración entre la automovilística –que protagoniza un gran despliegue en el salón– y el gestor de aparcamientos Saba.

Las nuevas plataformas de movilidad –el mismo día en que se conocía la sentencia contra Uber– o el futuro del coche eléctrico han sido ejes de debate del encuentro. Al coche eléctrico precisamente, que, junto al vehículo autónomo, transformará la industria, se ha referido el consejero director general de Nissan Iberia, Marco Toro, que ha pronosticado que el 25% de las ventas de coches en el ejercicio 2030 serán precisamente eléctricos.

Antes de que eso suceda, al Automobile Barcelona aún le queda mucho trecho por recorrer. Por lo pronto, y en lo que la organización liderada por Enrique Lacalle considera una meta asumible, se confía en superar los 750.000 visitantes de la pasada edición. El presidente del Gobierno Mariano Rajoy –que coincidirá con Carles Puigdemont– visita el viernes certamen.