La Oscyl, durante su participación en Ibermúsica, el pasado 14 de noviembre
La Oscyl, durante su participación en Ibermúsica, el pasado 14 de noviembre - ICAL
Cultura

La Oscyl retoma con Francia y Portugal su agenda internacional

La Ópera de Versalles y el Gran Auditorio de Lisboa serán, en diciembre y enerno, las principales paradas de las dos «minigiras»

H. DÍAZ
ValladolidActualizado:

Tras el «hito» que ha supuesto la incursión de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (Oscyl) en la temporada de Ibermúsica, la agrupación dará un nuevo paso para mejorar su «posicionamiento» en los principales circuitos de la música clásica retomando su agenda internacional. Lo hará los próximos meses de diciembre y enero con dos «minigiras» que llevarán a la Oscyl a Francia y Portugal, destacando entre sus paradas la Ópera de Versalles y el Gran Auditorio de Lisboa. Se cumple así una antigua y reiterada demanda de los músicos de la orquesta castellano y leonesa, que han tenido que esperar cuatro años para volver a pisar «plazas» internacionales -la última vez que se desplazaron fuera de nuestras fronteras fue en la temporada 2013-2014 en virtud de un intercambio con la Casa da Musica de Portugal-. «Hasta ahora no estábamos en la situación idónea», justifica a ABC el director artístico y técnico de la Oscyl, Jordi Gimeno.

En esta ocasión no será esta «fórmula» la utilizada, sino la de cooperación, es decir, la Ensemble Matheus, con quien se establece el acuerdo para la minigira francesa, será la encargada de sufragar los gastos de los tres conciertos que ofrecerá en el país vecino la Orquesta Sinfónica, y se hará a la inversa cuando la agrupación gala viaje para dos conciertos en el Auditorio Miguel Delibes de Valladolid.

En total, serán 50 integrantes de la Oscyl, entre músicos y equipo técnico, los que se desplacen a Francia para interpretar un programa con una versión en concierto de la ópera «Carmen» de Bizet como única obra: «Se buscó este repertorio por su clara vinculación Francia-España y por ser muy conocido», señala Jordi Gimeno, para quien había que plantear ese «caramelito» atractivo, ya que a la Oscyl «todavía no se la percibe como un producto que venda fuera de aquí».

Posicionamiento

Dar un paso en ese «posicionamiento» para ser considerada «una de las principales orquestas sinfónicas españolas» es lo que persiguen estos desplazamientos. La minigira francesa se desarrollará entre los días 19 y 22 de diciembre, con dos paradas más, además de la mencionada Ópera de Versalles, que será el primer destino. Los siguientes, también bajo la batuta de Jean Christophe Spinosi y junto a la Ensemble Matheus, tendrán lugar en la Archipel de Fouesnant y en el Brest Arena de Brest, plazas menores en cuanto a nombre respecto a Versalles pero «en el caso de Brest estamos hablando de una capacidad de 3.000 espectadores», apunta Gimeno, destacando también la idoneidad de las fechas, muy próximas a Navidad.

En cuanto a la gira portuguesa, que se desarrollará los días 19 y 20 de enero de 2018, responde a una propuesta que la Oscyl recibió del festival Darcos de Portugal, con cuyo director, Nuno Côrte-Real, estrenará de manera absoluta una pieza de su propia autoría, «O búlzio de Cós», a la que se sumarán otras tres obras -«La consagración del hogar» de Beethoven; el «Wesendonck Lieder» de Richard Wagner, y «Las noches de estío» de Berlioz»-. Torres Vedras, sede del festival, y el Gran Auditorio de Lisboa serán las dos paradas de Portugal. «Son evantos y marcos que nos permitirán mostrarnos de cara al exterior», insiste Gimeno.

Asimismo, el director artístico y técnico de la Oscyl destaca la vocación de continuidad de estas minigiras de cara a las próximas temporadas, siempre teniendo en cuenta las posibilidades presupuestarias. Así, junto a Portugal estudian como destinos el sur de Francia o la Toscana en Italia. Asimismo, están barajando la participación de la Oscyl en el próximo Festival Internacional de Santander y posibles intercambios de cara a 2018-2019 con las orquestas sinfónicas de Bilbao y Sevilla: «Estamos buscando fórmulas para que, además de poder desarrollar un discurso atractivo para nuestro público, sea exportable», apunta el gerente.