Manuel Acero, Petra García y Víctor Jolín, durante la presentación del Proyecto Aire
Manuel Acero, Petra García y Víctor Jolín, durante la presentación del Proyecto Aire - F. Heras

A la búsqueda de pobladores

Doce grupos de acción local desarrollan un proyecto pionero para «vender« las ventajas de vivir en los pueblos

VALLADOLIDActualizado:

Hasta un total de 600 municipios de doce zonas distintas de las provincias de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia y Valladolid abarca el proyecto Aire (Apoyando Iniciativas de Repoblación y Emprendimiento) impulsado por doce Grupos de Acción Local (GAL) cuyo objetivo fundamental es combatir la despoblación y, para ello, facilitar la llegada de nuevos pobladores.

La iniciativa busca «vender» los beneficios de la vida en el mundo rural y, sobre todo, impulsar la llegada de nuevos habitantes a los pueblos, de forma que se les facilita todo tipo de recursos para la toma de decisión, desde los puramente informativos y administrativos, hasta el apoyo necesario para el asentamiento. Aire cuenta con un presupuesto que supera los 200.000 euros que aportan cada uno de los grupos que, a su vez, reciben financiación de las diferentes administraciones.

La iniciativa está coordinada por el GAL Araduey-Campos, cuyo gerente, Manuel Acero, destacó ayer cómo todos los territorios incluidos en ella padecen el mismo problema derivado de «una situación comprometida de pérdida de población, el envejecimiento de sus habitantes y una densidad inferior a los diez habitantes por kilómetro cuadrado». De ahí que «hemos decidido trabajar juntos» a partir de tres objetivos fundamentales. El primero pasa por detectar las necesidades en cada territorio y hacer un diagnóstico; en segundo lugar, se plantean medidas para atraer a nuevos pobladores, como un manual de acogida que sirva de guía para acompañarles en el proceso de implantación. Además, en colaboración con los ayuntamientos se realizarán talleres y seminarios con ese mismo fin. El tercer objetivo incluye el diseño de ideas para el mantenimiento de la población, buscando una imagen «en positivo» de la vida en los pueblos, con una guía de buenas prácticas, campañas de comunicación para fortalecer el sentimiento de pertenencia comarcal y un análisis para detectar las necesidades de formación para el fomento del emprendimiento.

Como cuarto objetivo, Aire busca hacer visibles a los Grupos de Acción Local frente al reto demográfico, para lo cual se pondrán en marcha campañas de comunicación dirigidas a la población urbana y se diseñarán estrategias promocionales y en redes sociales, además de desarrollar una página web -www.cooperacionaire.com- desde la que se puede acceder a toda la información del proyecto. Manuel Acero recordó que los 44 Grupos de Acción Local de Castilla y León llevan 25 años trabajando en el territorio han desarrollado más de 30.000 iniciativas y permitido la creación de 25.000 empleos en las zonas rurales. Ahora, con Aire se quiere dar respuestas a las personas que preguntan por las posibilidades de instalarse en el medio rural, a las que se informa de los recursos disponibles y de las necesidades que pueden tener.

Perfil de los interesados

En este sentido, explicó cómo los diferentes grupos reciben llamadas interesándose por la opción de vivir en un pueblos, muchas desde el extranjero, Madrid y Barcelona, fundamentalmente, con un perfil que responde, generalmente, a personas con una formación media alta, que buscan una actividad agrícola y ganadera alternativa, y que quieren abandonar la ciudad.

Por su parte, Víctor Jolín, coordinador de Princal, insistió en la necesidad de «mostrar y hacer visible un medio rural atractivo que no expulse a las personas que viven en él sino que las mantenga y atraiga nuevos pobladores»

El proyecto Aire está coordinado por Araduey-Campos, cuyos socios son doce Grupos de Acción Local de la región, de las provincias de Ávila (Adrimo y Aderavi), Burgos (Agalsa), León (Montañas del Teleno y Adescas), Palencia (Araduey), Salamanca (Adezos, Adrecag y Adriss), Segovia (Aidescom) y Valladolid (Ruta del Mudéjar y Adri Valladolid Norte)