Manu Calleja, el día de su presentación como nuevo entrenador del CD Toledo a mediados de noviembre de 2018
Manu Calleja, el día de su presentación como nuevo entrenador del CD Toledo a mediados de noviembre de 2018 - Ana Pérez Herrera

Los números avalan el renacer del CD Toledo con Manu Calleja

En lo que va de segunda vuelta, los verdes son el segundo mejor equipo y han recortado ocho puntos al Villarrobledo y siete al Villarrubia y La Roda

Actualizado:

A mediados de noviembre, después de disputarse la jornada 12 de Tercera División, el CD Toledo era décimo en la tabla con 16 puntos y estaba más cerca del descenso a Preferente que de los «play-off» de ascenso a Segunda B. Los verdes acababan de caer en el «Salto del Caballo» ante el Atlético Ibañés (1-2) y la directiva presidida por Juan Juárez tomó una decisión drástica: echó al entrenador Fran Cano y en su lugar trajo a Manu Calleja.

Cuatro meses y 16 partidos después, los números demuestran que aquel cambio de rumbo fue acertado. El CD Toledo es ahora cuarto clasificado, con 49 puntos, y tiene a tiro tanto al segundo, el Villarrubia con 55, como al tercero, el Villarrobledo con 52.

Con Calleja al frente, los verdes acumulan diez victorias, tres empates y tres derrotas. La mejora del equipo del «Salto del Caballo» no ha sido de un día para otro, sino en progresión. Así, al terminar la primera vuelta, el Toledo era sexto clasificado, aún lejos, a siete puntos, de la cuarta plaza que ocupaba La Roda.

Gran segunda vuelta

Sin embargo, en los nueve partidos que se han jugado de la segunda vuelta, el Toledo es el segundo mejor conjunto de la Liga con 20 puntos al sumar seis victorias, dos empates y solo una derrota. Precisamente, el Socuéllamos, el líder, que ha ganado los últimos diez partidos, es el único equipo que ha vencido (1-0) al Toledo en esta segunda vuelta.

En estos últimos nueve partidos, los verdes han sumado ocho puntos más que el Villarrobledo y siete más que el Villarrubia y La Roda. Una de las causas que, sin duda, explican el mejor rendimiento de los de Calleja es la defensa. El Toledo acabó la primera vuelta con 27 goles en contra, a una media de casi 1,5 por partido, pero en lo que se lleva de segunda vuelta solo ha encajado siete tantos, menos de uno por choque.

Quedan diez jornadas de Liga. En las próximas semanas, el calendario del Toledo es más bien favorable, ya que de sus próximos seis rivales, cinco están en la media tabla o luchando por no bajar. Sin embargo, en el último mes de competición el Toledo jugará contra tres rivales directos: Madridejos (fuera), Villarrubia (en casa) y Calvo Sotelo (fuera)... para acabar con el Mora en el «Salto del Caballo». El ascenso sigue siendo el único objetivo.