La prueba de la tuberculina se venía realizando en septiembre aprovechando que en esa fecha los ganaderos inician la trashumancia
La prueba de la tuberculina se venía realizando en septiembre aprovechando que en esa fecha los ganaderos inician la trashumancia - Inés Baucells

Los ganaderos piden explicaciones por el retraso de la prueba de la tuberculina

En la Serranía de Cuenca han hecho llegar al PP su preocupación y malestar por la decisión del Gobierno regional de hacer la prueba en noviembre y no en septiembre, como se venía realizando

Actualizado:

Los ganaderos de la Serranía de Cuenca han hecho llegar al PP su preocupación y malestar por la decisión del Gobierno regional de realizar la prueba de la tuberculina al ganado caprino en noviembre y no en septiembre, como era habitual, por lo que el Grupo Popular va a pedir explicaciones a la Consejería de Agricultura.

Según la diputada del PP Lola Merino, la prueba de la tuberculina se venía realizando en septiembre teniendo en cuenta que los ganaderos de la zona inician en esa fecha su trashumancia hacia zonas más cálidas. Algo que la Consejería de Agricultura no ha tenido en cuenta pese a las recomendaciones de los veterinarios de la Oficina Comarcal Agraria de Cuenca.

De ahí, añade Merino, «la indignación y la preocupación de los ganaderos», ya que si una de las cabras del rebaño sale dudosa en la prueba, se debe incomunicar el ganado completamente y esperar 45 días a volver a realizar el test. Mientras, en caso de que salga todo bien, deben esperar otros 45 días a repetir el examen. El PP va a pedir medidas específicas porque a cualquier pastor al que le salga algún animal positivo o dudoso tendría que permanecer todo el invierno en la sierra sin logística, ni recursos adecuados.