El Rey con las tropas españolas que combaten a Daesh en Irak - Efe/ ATLAS

El Rey celebra su 51 cumpleaños en Irak con las tropas españolas que combaten a Daesh

Don Felipe ha llegado esta mañana a Bagdad en una visita sorpresa bajo estrictas medidas de seguridad

Enviada especial a BagdagActualizado:

El Rey ha querido celebrar su 51 cumpleaños con las tropas españolas que luchan contra el yihadismo en Irak y que están integradas por unos 500 efectivos. La pasada medianoche Don Felipe emprendió un viaje sorpresa que le ha llevado hasta Bagdad, donde su avión ha aterrizado a las siete y media de la mañana (cinco y media en España). Las medidas de seguridad del viaje de Don Felipe han sido tan estrictas que a los periodistas que le acompañaban en el avión de la Fuerza Aérea Española no se les informó del destino hasta que se encontraban en pleno vuelo.

El Airbus 310 que trasladó a Don Felipe despegó de la Base Aérea de Torrejón de Ardoz a las doce de la noche del martes y ha aterrizado en Bagdad aproximadamente cinco horas y treinta minutos después. Acompañan al Rey en su visita sorpresa la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el jefe del Cuarto Militar, almirante Juan Ruiz Casas.

En su quinto cumpleaños como Rey, Don Felipe ha querido celebrar esta fecha con las tropas españolas que participan en la coalición internacional contra el yihadismo, que está integrada por 60 países y que lidera Estados Unidos. Su objetivo es frenar el avance del grupo terrorista Daesh en Siria y en Irak. Según Defensa, parte de la estrategia de la coalición es el adiestramiento del Ejército iraquí para ayudar al gobierno de este país asiático a recuperar el territorio ocupado por los terroristas. Unos 500 militares españoles participan en esta coalición.

También el padre del Rey, Don Juan Carlos, quiso compartir uno de sus cumpleaños -cuando cumplió sesenta- con los militares españoles desplazados en el exterior y, en aquella ocasión, visitó la misión de Bosnia.

La misión de Irak, donde se desarrolla la llamada operación Inherent Resolve, es la segunda que Don Felipe visita desde su proclamación. La primera fue la de Líbano, que visitó el 7 de abril de 2015. Siendo Príncipe, Don Felipe visitó en octubre de 1990 a las tripulaciones de los buques de la Armada española que se desplazaron a la zona del Golfo Pérsico durante la invasión iraquí de Kuwait.

Vestido con el uniforme de campaña, Don Felipe ha llegado al Bagdad Diplomatic Support Center, donde ha sido recibido por el embajador de España y otras autoridades de esta instalación, que depende del Departamento de Estado de Estados Unidos. Tras entrevistarse con responsables de la operación Inherent Resolve de la OTAN, el Rey se ha reunido en el hangar español con miembros del contingente de Operaciones Especiales y, después, se ha trasladado en helicóptero al Palacio Presidencial para mantener un encuentro con el presidente de Irak, Barham Salih.

A media mañana, el Rey viajará a la base Gran Capitán de Besmayah, situada a 45 kilómetros de Bagdad. Tras recorrer las instalaciones y almorzar con los militares desplazados, Don Felipe emprenderá esta misma tarde regreso a Madrid.

Orgullo como español y como Rey

«Siento orgullo como español y como Rey por el trabajo que estáis haciendo». Así se lo ha dicho Don Felipe a los militares españoles con los que se ha reunido en Bagdad. «Gracias por llevar nuestra bandera siempre en el brazo y en el corazón», ha añadido.

El Rey ha reconocido lo «duro» que es el trabajo de estos militares. «Sé que estar fuera de casa no es fácil», les ha dicho, y les ha transmitido su agradecimiento «por lo que hacéis, por la profesionalidad y por vuestro apoyo al pueblo iraquí, que necesita estabilidad».

«Con vuestro trabajo contribuís a la seguridad de todos y a la paz en el mundo», ha agregado.

Tras dirigirles estas palabras, el Rey ha invitado a los militares a que le contaran «un poco el día a día vuestro», y Don Felipe ha mantenido corrillos con ellos. En un momento dado, todos ellos le han cantado el cumpleaños feliz.