El Pleno celebrado ayer en el Parlamento de Cataluña
El Pleno celebrado ayer en el Parlamento de Cataluña - EP

El PSC responde al veto a Iceta pidiendo paralizar el Senado

Los independentistas consuman su amenaza y frustan el plan de Pedro Sánchez

Daniel Tercero
Actualizado:

No hubo sorpresas. Los diputados autonómicos de JpC, ERC y la CUP (65) votaron ayer «no» a la propuesta del PSC para que Miquel Iceta se convirtiera en senador por designación autonómica, en sustitución de José Montilla. Tal y como estaba previsto, también, los representantes de Cs y del PP (39) se abstuvieron, mientras que socialistas y comunes (25) votaron a favor. Así, los secesionistas aguantaron el pulso y lo ganaron al presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, que la semana pasada propuso a Iceta como presidente de la Cámara Alta sin que el líder del PSC tuviera, todavía, acta de senador.

A partir de ahora se abre un camino inédito, pues es la primera vez que se veta la propuesta de un grupo para que ocupe el cargo de senador por designación autonómica, aunque el PSC no da la partida por finalizada. Pese a que varias fuentes oficiales del PSC consultadas por ABC lo ven con pocas posibilidades de éxito, tras la votación del veto a Iceta en el Parlamento de Cataluña, los socialistas registraron un recurso de amparo en el Tribunal Constitucional (TC) alegando que este jueves se vulneraron derechos fundamentales de su grupo parlamentario.

Los socialistas, según consta en el escrito del recurso, solicitan al Alto Tribunal «la suspensión de los efectos» del sistema de votación del pleno de ayer, porque la Mesa permitió el voto en contra de la única propuesta posible, que le corresponde al PSC, y «cualesquiera otras medidas cautelares que estime pertinentes para asegurar el objeto del amparo solicitado, y que lo haga, por ser un supuesto de urgencia excepcional».

De esta manera, aunque no figure explícitamente, el PSC abre la puerta a que el TC determine que la constitución del Senado, prevista para el martes próximo, quede aplazada hasta que se resuelva el fondo del recurso de amparo; o que, otra opción que barajan los socialistas, se fuerce al Parlamento autonómico a una nueva votación, sin la opción, eso sí, del veto.

Iceta defiende el pacto

En cualquier caso, Albert Batet (JpC), Sergi Sabrià (ERC) y Vidal Aragonés (CUP) defendieron, durante el pleno, su «no» a Iceta por varios motivos, haciendo énfasis en que el líder del PSC es un firme defensor de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y en que las formas -se enteraron por la prensa de que Sánchez quería a Iceta de presidente del Senado- no son las más adecuadas para llegar a pactos.

En el pleno y tras la sesión, Iceta reiteró, pese a todo, su voluntad de mantener abierta la puerta del «diálogo» con los grupos independentistas y aseguró que este fracaso no le resta una «brizna de voluntad» en su objetivo de buscar «pactos». Eva Granados (PSC), sin embargo, alertó a los secesionistas de que con su veto ponen en juego «más de lo que pueda parecer» y les acusó de «volar puentes».Tras la votación, el desánimo en las filas del PSC se hizo evidente.

Iceta pasó uno de los peores momentos de su dilatada carrera política. Y algunos diputados autonómicos del PSC aseguraron que: «Lo que ha pasado tendrá consecuencias». Un malestar que contrastó con los comentarios de los representantes de JpC, ERC y la CUP. Así, uno de los consejeros autonómicos de JpC señaló, en los pasillos del Palacio del Parque de la Ciudadela, que «quien siembra vientos, recoge tempestades».

Por su parte, Carlos Carrizosa (Cs) justificó la abstención de la formación naranja y señaló que los independentistas «no son de fiar». Una tesis que también esgrimió Alejandro Fernández (PP), quien utilizó su tiempo de intervención en el pleno para criticar a Iceta por su actitud de complacencia con JpC y ERC y ataques al PP. «Para nada», añadió el líder del PP catalán.

Una vez constatado el veto, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, desde Madrid, calificó la decisión de «gran torpeza política y jurídica», informa Servimedia.