Mauricio Casals
Mauricio Casals - JOSÉ RAMÓN LADRA

El presidente de «La Razón», investigado por su implicación en un fraude de subvenciones del Gobierno

La Policía lanza una operación contra la empresa española Zed Worldwide por supuesto desvío de subvenciones

La investigación se remota a agosto de 2016 y se esperan ocho detenciones y 18 registros

MadridActualizado:

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha lanzado este jueves una operación contra la empresa española Zed Worldwide, a la que lleva más de un año investigando por el presunto cobro fraudulento de subvenciones del Gobierno.

Entre los investigados se encuentra el presidente de «La Razón», Mauricio Casals. Se le acusa de presionar al ministerio de Industria para que concediera créditos blandos a la citada compañía que iban a ser destinados, supuestamente, a I+D. Una vez conseguidas esas subvenciones, según la investigación, el dinero se desviaba a otras mercantiles del entramado empresarial.

Las fuentes consultadas por ABC señalan que por ese papel de «mediación» en la consecución de los créditos, Casals presuntamente conseguía que parte de los fondos llegasen hasta el periódico «La Razón» en forma de falsos contratos de publicidad y colaboración.

El monto total de los créditos rondaría los 70 millones de euros, de los que dos habrían acabado en el diario del Grupo Planeta. La etapa en la que se concedieron las subvenciones abarca la última del Gobierno de José Luis Rodrguez Zapatero y la primera del de Rajoy. Mauricio Casals, siempre según las fuentes consultadas, también pudo realizar operaciones para ocultar el desvío de los fondos públicos.

La empresa fundada por Javier Pérez Dolset está siendo registrada esta mañana. El fundador y su hermano, Ignacio, han sido detenidos y 19 personas en total están siendo investigadas bajo la dirección del juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

La investigación se remota a agosto de 2016 y hay ocho detenciones y 18 registros en Madrid, Valencia y Barcelona. Entre los arrestados estarían varios miembros de la familia Pérez Dolset. En un primer momento la investigación la realizaba la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), a la que posteriormente se sumó la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF). Además, en las pesquisas colaboran tanto el FBI como la CIA, agencias estadounidenses que están muy interesadas en este caso por sus conexiones internacionales.

La UDEF se sumó al detectar en las investigaciones la comisión de posibles delitos económicos, en concreto el funcionamiento de una trama societaria de carácter internacional focalizada en el grupo ZED, creador del videojuego Comando. El pasado mes de enero, la Policía detuvo en Madrid a Peter Wakkie, el administrador de la multinacional Zed+, investigada por un presunto desvío de fondos y en la que participa el magnate ruso Mikahil Fridman. En ese holding holandés participa la familia Pérez Dolset.

La Fiscalía sospecha que el fraude de la compañía especializada en la producción de videojuegos, películas y aplicaciones para móvil podría superar los seis millones de euros.

Los administradores de la firma tecnológica Zed, con la liquidación de la empresa, habrían incurrido en los delitos de insolvencia punible, administración desleal, fraude y falsedad documental.

La empresa se declaró en concurso de acreedores hace un año con un pasivo de unos 200 millones de euros después de haber llegado a tener unos ingresos consolidados de 388 millones de euros en 2013.

Esta es la segunda investigación de la Audiencia Nacional en la que se ve implicado Mauricio Casals. La primera de ellas fue en la operación Lezo, en la que se le investigó junto al director de «La Razón» por supuestas coacciones. Tras prestar declaración ante el instructor, el juez decidió sobreseer provisionalmente las actuaciones contra ellos.