Mauricio Casals, a su llegada a la Audiencia Nacional
Mauricio Casals, a su llegada a la Audiencia Nacional - JOSÉ RAMÓN LADRA
Sumario del caso Lezo

Mauricio Casals fue informado de las irregularidades en Inassa

Edmundo Rodríguez avisó al presidente de La Razón de que la auditoría en el Canal afloraría puntos negros: «Sin duda van a encontrar cosas mal hechas, porque es obvio»

Actualizado:

Mauricio Casals, presidente de «La Razón», fue avisado de que existían irregularidades en la gestión de las filiales del Canal de Isabel II en Latinoamérica. Así lo acredita un pinchazo telefónico del 1 de septiembre de 2016 a las 17:50 horas. Ese día Casals llamó al número dos de la trama, Edmundo Rodríguez, entonces consejero del diario «La Razón».

Rodríguez, que había sido presidente de Inassa, filial colombiana del Canal, le muestra a Casals su enorme preocupación por la auditoría forense que los actuales gestores de la empresa pública del agua madrileña habían encargado. «Acaban de decidir que Ernst & Young haga una auditoría forense de todo aquello, la auditoría forense, simplemente es una auditoría de búsqueda de actuaciones delictivas ¿no?». «Ya», contesta Casals, a quien le parece «acojonante» que una compañía encargue una auditoría para buscar irregularidades.

En ese momento, Edmundo Rodríguez reconoce que los auditores van a encontrar irregularidades: «Sin duda van a encontrar cosas mal hechas, porque es obvio, es obvio, ¿no?». «Como en todas partes. Acojonante, sí», responde Casals.

El presidente de «La Razón» y su director, Francisco Marhuenda, fueron imputados por coacciones a Cristina Cifuentes, que ambos negaron de forma categórica. El juez Eloy Velasco sobreseyó provisionalmente la causa contra ambos el pasado 25 de abril, cinco días después de tomarles declaración, y después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid no los denunciara por esos hechos.