Pablo Casado, en su despacho durante la entrevista con ABC - Matías Nieto Koenig
Entrevista

Pablo Casado: «Voy a llegar a La Moncloa a la segunda»

El presidente del PP no admite dudas sobre su liderazgo: «Mi mandato es para cuatro años»

«No ha habido tiempo para desarrollar el mandato del congreso y la convención»

Elecciones 2019: resultados elecciones municipales, europeas y autonómicas en directo

MadridActualizado:

Hace dos domingos, en estas mismas páginas, Núñez Feijóo dijo que en junio habría que abrir un periodo de reflexión. ¿Está de acuerdo?

Una vez que se analicen los resultados hay que ver qué plazas hay que reforzar y ver exactamente qué alianzas hay que forjar. Después de las elecciones hay que evaluar, como nos pasó en Andalucía. El mandato del congreso, con un programa muy claro, y el de la convención nacional, se tiene que desarrollar; no ha habido tiempo para desarrollarlo. Yo creo que en España, por algo, todos los presidentes han llegado a la tercera, menos Zapatero y por razones que no fueron su buena campaña o su buen perfil. Yo voy a llegar a la segunda. En muy pocos años se nos va a echar de menos.

La foto de Colón fue el comienzo de la estrategia de «las tres derechas», que tan bien le ha funcionado al PSOE. ¿Se arrepiente de haber pedido elecciones anticipadas?

No. Nosotros hemos antepuesto los intereses de España a los nuestros. Era insostenible: tener un Gobierno negociando en Pedralbes y nosotros permaneciendo impasibles. La sociedad española estaba indignada, y yo también, y nuestra responsabilidad era decir «hasta aquí hemos llegado». Que luego se hayan utilizado todos los resortes del poder, se hayan instrumentalizado las instituciones, los reales decretos, el CIS, la televisión pública... Ha sido una tormenta perfecta que ha alentado la irrupción de Vox y que ha fragmentado el espacio. Hubiéramos ganado las elecciones: esos dos millones de exvotantes del PP que se han ido a Vox y el millón que se ha ido a Cs suman tres millones y medio que nos habrían permitido sumar más escaños. La situación ha sido inédita y muy complicada. Mi plan es ensanchar nuestra base, refundar el espacio electoral del centro derecha. O el centro derecha va junto a las urnas o ganará siempre la izquierda.

¿De julio hasta aquí se ha cometido algún error en el PP?

No hemos sabido ver que para Vox y Cs éramos el rival a batir. Hemos sido demasiado nobles al hacer una campaña con un único adversario, el PSOE, mientras que otros han hecho una campaña más táctica y más irresponsable. Pero agua pasada no mueve molinos. Yo tengo un mandato para cuatro años y ya dije que ese mandato que me encomendaron los afiliados en las primeras primarias de la historia del partido iba a ser prácticamente una reconstrucción del partido piedra a piedra. Y es lo que estamos haciendo, lo que pasa es que el calendario electoral ha hecho que tuviéramos que enfrentarnos a unas campañas antes de tiempo.

Ángel Garrido alegó, tras su sorpresivo salto a Cs, el malestar con la elaboración de las listas. ¿Actuaría usted de otra manera?

De los casos de transfuguismo habría que preguntar a los que alientan esa práctica tan denostada durante décadas. Los que dicen que son «nueva política» -aunque yo llevo nueve meses y Albert Rivera lleva trece años- deberían a veces aprender de los partidos tradicionales, porque hay cosas que no se pueden hacer. Y ahí lo dejo porque no merece más comentarios. Nosotros hemos presentado unas listas con exministros, exsecretarios de Estado, alcaldes y exalcaldes, presidentes de Diputación, presidentes y consejeros autonómicos... Manteniendo esa renovación que nos pedía nuestro electorado, pero manteniendo la experiencia. Lo que no se puede es soplar y sorber al mismo tiempo. Los mismos que critican que entren personas de la sociedad civil, nos lo reclamaban hace unos meses; los mismos que critican que haya habido renovación en las listas, nos la reclamaban hace meses.