La ministra de Sanidad, Carmen Montón, durante la rueda de prensa para explicar las dudas sobre su máster - Isabel Permuy

Las incongruencias de Montón en la defensa de su máster

La ministra de Sanidad asegura que no va a dimitir y defiende que ella no cometió ninguna irregularidad pese a que quedan dudas por resolver. Este martes, sin embargo, ha pedido comparecer en el Congreso para dar explicaciones

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«No he cometido ninguna irregularidad». Con esta tajante frase la ministra de Sanidad, Carmen Montón, dio inicio ayer a la rueda de prensa convocada de urgencia para tratar de desmentir la información publicada el lunes por «eldiario.es» sobre un máster «plagado de irregularidades» que realizó en la Universidad Rey Juan Carlos.

Este martes la titular de Sanidad acudió a la Cadena Ser para seguir justificándose: «La principal interesada en que esto se aclare soy yo». Sin embargo, la socialista no ha sido capaz de despejar las dudas de los periodistas.

Horas después de justificarse por segunda vez consecutiva, La Sexta informó de que la ministra copió 19 páginas de las 52 de su Trabajo de Fin de Máster. Según la información publicada, hay bloques de su trabajo que son idénticos al de otros autores. Además, hay fragmentos que son párrafos copiados textualmente de la página web Wikipedia.

Según esta información, los textos incluidos en el TFM estarían mal referenciados, mal citados y no aparecerían a pie de página ni en la bibliografía los documentos que menciona.

Otra irregularidad se conoció este martes, publicada por eldiario.es que complican aún más los intentos de Montón de justificar la «legalidad» de su máster. Las notas de su expediente académico fueron manipuladas tras acabar el máster. La propia universidad señaló este martes que detectó cambios en el expediente de la ministra y está revisando «asignatura por asignatura» para averiguar cómo se han producido y depurar responsabilidades, según informa Efe.

En su expediente, que enseñó ayer a los periodistas, se deja constancia de que acabó en junio de 2011 pero en su ficha de alumna figura en una asignatura como «no presentado». En la intranet de la Universidad Rey Juan Carlos se refleja, con fecha 13 de julio de 2011 que hay una materia sin superar. Cuatro meses más tarde, el 25 de noviembre de 2011, el «no presentado» se convirtió en «aprobado», según informó eldiario.es.

Un trabajo de fin de máster con asignaturas sin superar

Esta irregularidad implica otra. Y es que la ministra entregó el trabajo de fin de máster con una asignatura sin superar. En su expediente figura que la fecha de entrega se produjo el 10 de junio, pero el 13 de julio todavía tenía una materia pendiente.

Aparte de esta irregularidad, se suman otras que la ministra intentó explicar ayer, en la rueda de prensa. «Yo sí realicé el máster, no somos todos iguales», insistió en varias ocasiones Montón, que defendió con firmeza que ella no ha cometido ninguna anomalía.

Convalidación

En primer lugar, Montón negó tajantemente que hubiera pedido una convalidación. «No hay ninguna convalidación, no es posible, para hacerlo es necesario que el alumno lo solicite y yo no he solicitado en ningún momento que se convalidara asignatura alguna». La información cita a una profesora que, tras revisar las actas de la universidad, asegura que Montón sí pidió convalidación.

Cambios en la fecha del título

Otro «punto rojo» es la fecha del título, en la que figura «junio de 2012», cuando tendría que figurar «junio de 2011». Montón reconoció el error, que achacó a la universidad y, por ello, señaló que envió un mail pidiendo «una rectificación».

A distancia

Otra supuesta irregularidad se refiere a su escasa asistencia a clase. Montón le dijo a los periodistas que sí acudió y que por eso sus trabajos eran menos extensos que los de los alumnos «online». Pero después señaló que el máster podía ser cursado a distancia. «Así se me indicó en un correo electrónico (que leyó a la prensa) el 8 de octubre de 2010».

La información publicada sostiene que la ministra, durante la reunión mantenida con los periodistas de este medio, cambió varias veces de versión diciendo, primero, que asistió a todas las clases, luego matizó y, finalmente, señaló que empezó en enero, «de modo que se perdió 6 de las 12 asignaturas presenciales». La ministra negó la información y aseguró que se incorporó al curso el 30 de septiembre y no en enero. «Es en enero cuando acudo de forma más regular», justificó.

Matrícula

Montón también admitió haber tenido problemas con la matrícula: «Pagué cuando se emitió la orden como tengo acreditado en los correos electrónicos». La información periodística sostiene que el máster empezó en septiembre de 2010 «y que el plazo oficial para el pago expiraba ese mismo mes, pero Montón no abonó su matrícula hasta diciembre de 2010, cuando estaban a punto de terminar la mitad de las clases presenciales».

Entrega de trabajos

En cuanto al trabajo de fin de máster, Montón aseguró que lo entregó y que este suponía «la culminación del máster». Sin embargo, el TFM no era el objetivo final de un máster de 60 créditos para cuyo trabajo final se exigían 24. En el último punto aseguró que entregó algunos trabajos en mano y otros telemáticamente. Sin embargo, Montón no los enseñó ni dio pruebas de su existencia.