El candidato de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, hace unas semanas - EFE / Vídeo: Errejón se presentará como candidato a la Comunidad bajo las siglas de «Más Madrid»

Crisis en Podemos: Errejón se rebela y desarma a Pablo Iglesias

Que Errejón vaya a concurrir con la plataforma de Carmena a las elecciones autonómicas abre un cisma sin precedentes

El sector anticapitalista presiona al secretario general para configurar una alternativa a «Más Madrid»

MadridActualizado:

Silencio en Podemos. El quinto cumpleaños de la formación se ha vuelto una pesadilla para Pablo Iglesias. El portazo de su candidato para la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, ha paralizado la jornada del partido morado: nada de entrevistas ni ruedas de prensa en el Congreso. La preocupación es máxima y existen rumores de que Iglesias ha convocado una ejecutiva urgente para mover ficha. ¿Hacía dónde? No se sabe.

Que Errejón vaya a concurrir con la plataforma de Manuela Carmena a las elecciones autonómicas abre un cisma sin precedentes. Desde las filas de Iglesias insisten en que el movimiento les ha cogido por «sorpresa» y ahora les tocará decidir cómo proceder. Sin embargo, fuentes del sector oficialista de Podemos aseguran a ABC que Iglesias no ha propuesto ninguna reunión extraordinaria. Por ahora, el núcleo duro de Podemos no se ha pronunciado al respecto.

La crisis está servida. Errejón ha dejado la pelota en el tejado de la formación morada. En una entrevista en La Sexta tras anunciar su decisión, asegura que está abierto a que Podemos, IU y Equo se integren en su lista. «Todo hay que hablarlo», ha expresado. Además, no está preocupado por las represalias que pueda acarrear su pacto con la regidora madrileña, es decir, que no espera que el Consejo de Coordinación le expediente como sí ocurrió con los seis concejales díscolos de Ahora Madrid.

Así las cosas, en Podemos tendrán que decidir si presentarse dentro de la lista de Errejón, competir contra él o no presentarse en Madrid, habida cuenta de que los resultados que se obtengan en la Comunidad y en la capital repercutirán a nivel estatal.

No presentar candidaturas en el territorio más importante de España no es una opción porque puede arrastrar a la formación a posiciones peligrosamente residuales, concurrir bajo «Más Madrid» diluiría la marca morada y enfrentarse contra el mediático tándem Errejón-Carmena con un candidato desconocido no parece el mejor plan. Cualquiera de los tres escenarios se presenta ardúo para los de Iglesias en un momento en el que los sondeos son demoledores.

Pese a ser una amenaza de ruptura inminente, lo cierto es que el movimiento de Errejón dilata sin duda su futuro político. No sólo le permite crear su propio espacio para desarrollar el proyecto que en la formación morada no le permitieron, sino que se asegura el mismo control que Carmena en Madrid si Podemos se pliega. Sus planteamientos y sus listas lejos de imposiciones de cualquier cúpula.

Los Anticapitalistas presionan

Mientras tanto, los Anticapitalista instan a Izquierda Unida y Podemos a formar una alternativa contra «Más Madrid». Fuentes de este sector crítico aseguran a ABC que ya se han puesto en contacto con IU porque si Iglesias decide integrarse en el equipo de Errejón ellos concurrirán por otra lado.

«Es momento de trabajar por una candidatura democrática, participativa, con un programa fuerte e independiente estratégicamente del PSOE», indican en un comunicado. Esto pone sobre la mesa de Iglesias una nueva disyuntiva: o con Errejón o con la corriente rupturista. Es el fantasma de Vistalegre II.