Vídeo: ABC accede a los informes de los yacimientos de Acuamed - ABC
Exclusiva ABC

Los arqueólogos contratados por Acuamed realizaron excavaciones «cobrando como si fueran Indiana Jones»

ABC accede en exclusiva a los informes arqueológicos de los dos yacimientos encontrados en la comarca de La Safor (Valencia) incluidos en el sumario del caso

Actualizado:

ABC accede en exclusiva a los informes arqueológicos de los dos yacimientos encontrados en la comarca de La Safor (Valencia) incluidos en el sumario del caso Acuamed. Demuestran tanto la existencia de asentamientos rurales como los trabajos realizados durante la construcción de un canal para reducir las inundaciones del río Serpis.

[Consulte aquí el primer reportaje sobre el informe jurídico que avisó de que Acuamed perdería fondos comunitarios]

El pasado 20 de enero de 2016 el juez Eloy Velasco decretó prisión para los principales imputados de la trama Acuamed, por supuestas comisiones de constructoras a cambio de adjudicaciones infladas.

Uno de los contratistas investigados, Nicolás Steegmann, en libertad provisional tras pagar una fianza de 600.000 euros, fue imputado por las conducciones de la desaladora de Campello-Mutxamel en Alicante, las tuberías de Cerro Colorado en Murcia y la construcción de una presa en el río Serpis en Valencia.

Entre los argumentos esgrimidos en el auto de prisión fue «la liquidación de la obra del Serpis a favor de Altec-Altyum por casi dos millones de euros más de lo que procedía enmascarando esos importes hinchados en inexistentes trabajos de arqueología».

Esa misma teoría fue mantenida por Nuria Segura, autora del proyecto original y adjunta a diferentes directores de construcción en las oficinas centrales de Acuamed, en su declaración en la Audiencia Nacional: «Cuando hice el proyecto eran como 15.000 euros, después hubo un modificado y pasaron a 500.000, que no sé, puede que hubieran encontrado un yacimiento o cualquier cosa. Pero, claro, luego la liquidación subió a 1.100.000. La justificación en horas de arqueólogos, ¡ni Indiana Jones!».

«La liquidación subió a 1.100.000. La justificación en horas de arqueólogos, ¡ni Indiana Jones!»
Nuria Segura

Entre los archivos incautados por la Guardia Civil en las oficinas de Altec se encuentran dos informes de más de quinientas páginas de los cuatro arqueólogos que firman la memoria final de los trabajos de excavación en los yacimientos de Pardines I y II en la cuenca del río Serpis.

La primera fase se inició el 17 de agosto de 2011 y la tercera finalizo el 17 de mayo de 2013, durante las obras de la construcción de la presa. El plan de investigación se presentó a la Consejería de Cultura de la Comunidad Valenciana.

En el proyecto adjudicado, Nuria Segura solo había previsto prospecciones por 15.000 euros. Durante la construcción del canal, fue preciso incluir un modificado al aparecer el primer yacimiento, Pardines I. Acuamed estimó una partida de 595.000 euros, a razón de 1.600 euros al día por equipo de excavación arqueológica. Al aparecer un segundo yacimiento, Pardines II, se reguló según el parte de horas de los arqueólogos con un adicional de 1.100.000 euros.

ABC ha tenido acceso en exclusiva a la memoria arqueológica de los dos yacimientos en la zona de influencia de la ciudad romana de Dianium (Dénia). Se localizaron una sepultura de incineración ibérica de más allá del siglo V a.C., fosas neolíticas, hornos romanos, una estela funeraria, además de recogerse más de 6.000 fragmentos cerámicos de cronología ibérica, sobre todo, ánforas, que fueron enviados al Museo Arqueológico de Gandía.

Contrato de Acuamed investigado por fraudulento en la Audiencia Nacional
Contrato de Acuamed investigado por fraudulento en la Audiencia Nacional - ABC

Al finalizar la obra, hubo otros incrementos de precios por obra ejecutada no comprendidos en el contrato y ordenados por Acuamed. Estos, junto con un aumento del plazo de las obras (duraron 64 meses en vez de los 24 previstos), supusieron una reclamación de Altec-Altyum de un 22 % más que lo contratado.

El contratista investigado por el juez Velasco por malversación y organización criminal, Nicolás Steegmann, está acusado de una «sobrefacturación y una liquidación de obra por encima de lo contratado y realizado».

El contratista acusado de conocer 'gente en el PP'

Otra de las acusaciones contra el empresario es la declaración de Gracia Ballesteros, gerente del Júcar en Acuamed, contando que estaba muy bien relacionado con «gente en el PP, que conocía al ministro», aludiendo a su amistad con Miguel Arias Cañete. Curiosamente, la empresa Altyum consiguió su primera obra con Acuamed, la del canal para reducir las inundaciones del río Serpis, el 29 de marzo de 2009 durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cuando todavía Arias Cañete no era ministro de Medio Ambiente, sino Elena Espinosa.