Javier Arenas declara en la Audiencia Nacional - EFE

La antigua cúpula del PP niega sobresueldos de la Gürtel y rechaza que Bárcenas les corrompiese

Arenas, Acebes, Mayor Oreja y Rato declaran como testigos por sus cargos de responsabilidad en el PP

Actualizado:

Javier Arenas, secretario general del Partido Popular desde 1999 a 2003, ha asegurado este martes al tribunal del caso Gürtel que nunca cobró «un euro ajeno a su retribución» por sus cargos en el partido, rechazando así los sobresueldos anotados en los apuntes de Luis Bárcenas y que los jueces de la investigación no consideraron acreditado.

«Jamás he recibido ni un solo euro ajeno a mi retribución, ni de las personas que ha citado ni de ninguna empresa, nadie me lo ha propuesto», ha respondido Arenas a preguntas de la fiscal del caso, quien ha indagado en la relación de Arenas con Bárcenas. El antiguo secretario general y exministro en varias etapas ha reconocido que tuvo una reunión privada en el partido para despedirle cuando el extesorero renunció, después de tantos años en el partido.

En el interrogatorio, que comenzó pasadas las diez y cuarto, Arenas ha señalado que el Partido Popular no recibía donaciones de empresarios a cambio de favores políticos. «Las donaciones del PP nunca, nunca se recibían a cambio de una contraprestación. A mi me dijeron de forma nítida que las tres fuentes de financiación del PP eran las ayudas publicas, aportaciones de militantes y donaciones, y me dijeron de forma rotunda que todo dentro de la legalidad», ha señalado Arenas, que ha citado a Álvaro Lapuerta como fuente de su información.

Según la tesis de Arenas, Lapuerta le aseguró (cuando el primero era secretario general y el segundo tesorero) que el partido nunca recibió dinero de empresarios a cambio de favores. A preguntas del abogado de Luis Bárcenas, quien propuso las testificales de los antiguos altos cargos del PP para que expliquen lo que conozcan de aquella época, Arenas ha atribuido toda la responsabilidad sobre los fondos del PP en su época a Lapuerta, de 89 años y quien no está siendo juzgado por sufrir una «demencia sobrevenida» que le ha exonerado de la vista. Arenas ha expresado respeto por Lapuerta, a quien en el PP llamaban «Don Álvaro».

«Lapuerta era el responsable»

«En mi época el único tesorero fue Álvaro Lapuerta, él era el responsable de cuestiones económicas y financieras», ha señalado Arenas, quien ha asegurado que el control de los donativos le correspondía a él. El antiguo secretario general ha vaciado prácticamente de contenido las funciones que Bárcenas desempeñó en aquella época, cuando era gerente, antes de convertirse en tesorero en 2008.

«Era un cargo técnico burocrático, de importancia, pero no un cargo político. Se dedicaba a cuestiones de intendencia», ha relatado sobre el cargo de Bárcenas, de quien ha dicho que no le consta que pidieran trato de favor a las empresas de la Gürtel. «Nadie tenía atribuciones ni capacidad para ello», ha zanjado Arenas, quien ha abierto el telón de los interrogatorios de este martes. A continuación tomarán su relevo los también antiguos altos cargos del PPÁngel Acebes, Jaime Mayor Oreja, Rodrigo Rato y Gerardo Galeote, en un auténtico desfile político en la vista.

Este juicio enjuicia las irregularidades que cometió la trama Gürtel en la llamada primera época de la trama, entre 1999 y 2005, en unas regiones concretas: las ciudades de Madrid, Pozuelo de Alarcón, Majadahonda y Estepona; y las autonomías de Madrid y Castilla y León. Esta red de corrupción anidó en numerosas administraciones del PP en los años previos a la crisis económica.

Ángel Acebes declara ante el juez - EFE

El segundo alto cargo que ha declarado este martes, Ángel Acebes, secretario general del PP entre 2004 y 2008, ha negado ante el tribunal que Bárcenas tuviera algún tipo de atribución para contactar en nombre del partido con empresas privadas, algo de lo que le acusa la Fiscalía Anticorrupción. También ha asegurado que a él no le «consta que lo hiciera». En cuanto a por qué su nombre aparece en los apuntes de la contabilidad b de la formación, ha manifestado que no tiene «ni la menor idea». «Lo que puedo decir es que nunca recibí cantidades del Señor Bárcenas», ha manifestado. «Todo lo que he percibido lo he tributado».

Tras cerrar filas en torno al extesorero, ha señalado que conocía a Correa debido a su condición de empresario, al ser el responsable de logística de la formación en numerosos actos electorales, si bien ha negado que tuviera algún tipo de relación personal con él más allá de esas actividades. En cuanto a los procedimientos de contratación, cuestionados por la justicia por amaños a favor de las empresas de la trama, ha dicho que él «no tenía esa responsabilidad». «Sé que había un procedimiento interno y que se contrataba a las empresas que ganaban los concursos», ha manifestado.

Compra de acciones

El tema más delicado por el que se le ha preguntado a Acebes ha sido el de la compra de acciones del medio «Libertad Digital» con fondos procedentes de la caja b de la formación, un asunto por el que estuvo imputado pero cuya causa se archivó. «Si no recuerdo mal, Alberto Recarte (presidente del grupo) pidió verme para explicarme que iban a hacer una venta de acciones como consecuencia de una ampliación de capital». Sin embargo, «no hice ninguna gestión ni propuesta a su favor porque tampoco me lo pidieron. Lo que estaba haciendo Recarte era hablar con cientos de personas para comunicar la operación».

De este modo, negó que hubiera intercedido a favor del empresario porque, según dijo, en el año en que se produjo la operativa no tenía competencias para ordenar ningún tipo de adquisición. «Las instrucciones para hacer compras no es competencia del secretario general, el cargo es político. Por tanto, no tuve ninguna responsabilidad en materia económica ni de contratación». Eso sí, señaló que había conocido por las declaraciones de Bárcenas que «el PP puso dinero para conseguir acciones», aunque señaló no saber si se lo «devolvieron posteriormente».

Con argumentos similares, Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato también han negado que Bárcenas influyese en sus departamentos para favorecer a la Gürtel y han asegurado que nunca cobraron los sobresueldos anotados por Bárcenas. «No tenía y no tengo ni idea», sobre la contabilidad B que manejó el antiguo tesorero, ha expresado Mayor Oreja, serio, quien ha añadido que no recibió 3.000 euros para financiar al grupo «Basta ya», un colectivo contra la banda terrorista ETA.

«En mi ministerio jamás, y supngo que en los demás tampoco. Nadie me comentó nada», ha explicado Mayor Oreja sobre los supuestos movimientos de Bárcenas para presionar a otros altos cargos y amañar contratos, de lo que le acusa el principal acusado de la causa, el empresario Francisco Correa. «Nunca jamás», ha respondido el exministro, preguntado sobre si Bárcenas le pidió un trato de favor.

Rato, exvicesecretario de acción electoral del PP, también ha negado durante su declaración, que tuvo momentos tenso, que Bárcenas se hubiese puesto en contacto con él para que alguna empresa privada resultara adjudicataria de contratos públicos, tanto durante su etapa de diputado como posteriormente, ya en calidad de vicepresidente del Gobierno y de ministro de Economía. En este sentido, ha señalado que no tenía conocimiento de cómo se financiaban las campañas electorales de la formación. En las reuniones, «la contratación de los actos electorales no se tocaba. Yo no tenía una campaña personal. En cada provincia se elegía al director», ha manifestado. En cuanto a la presunta financiación irregular del PP, ha dicho que no asistía a las reuniones, salvo que fueran en periodos electorales. «Estaba más centrado en cuestiones nacionales que absorbían todo mi tiempo», ha declarado.

A pesar de que dijo no haber cobrado en efectivo cantidad alguna de la formación, sí reconoció que en alguna ocasión recibió «compensaciones en efectivo por viajes». «Normalmente el dinero se entregaba a través de personas que trabajaban en el grupo parlamentario», si bien descartó que esos pagos los canalizasen los extesoreros, al señalar que «ni el Sr. Bárcenas ni el Sr. Lapuerta me entregaron nunca cantidades».