Puerto Banús, en la localidad malagueña de Marbella
Puerto Banús, en la localidad malagueña de Marbella - JOSÉ LANZAS
Economía

Los puertos deportivos de Andalucía, un filón de 300 millones

Un total de 358 empresas operan en los 56 enclaves existentes en el litoral de la comunidad y más de 30.000 familias viven de esta actividad

MARBELLAActualizado:

En Andalucía existen 56 puertos deportivos. En ellos operan 358 empresas, según el «Informe sobre la Situación Actual del Turismo Náutico en Andalucía», que ha elaborado Marinas de Andalucía para la Confederación de Empresarios y la Junta de Andalucía. Este documento revela que el sector genera unos 300 millones de euros al año y está en expansión. Se espera que en los próximos años siga la línea ascendente en las cifras. «Esto demuestra la actividad económica tan importante que generan los puertos deportivos», remarca José Carlos Martín, presidente de Marinas de Andalucía, en base a un informe que explica que más de 30.000 familias viven directamente de esta área económica. En verano, las plantillas se incrementan un 10 por ciento, según los datos.

Los puertos deben ocupar un «lugar notorio», según Martín, por ser «elementos de desarrollo y progreso». Andalucía recibió un total de 380.000 turistas de puertos deportivos el pasado año. Estos visitantes tienen una estancia de 10,5 días y un gasto medio diario a los 71,52 euros. Los datos suponen unos ingresos de 285,3 millones de euros. Esta es la razón por la que los empresarios andaluces apuntan al turista náutico para generar un incremento de las cifras regionales. Además, el informe señala que es un «perfil prioritario» para luchar contra la estacionalización y la generación de riqueza.

El objetivo principal es «convertir a los puertos deportivos en agentes sociales» , según afirma Martín. «En los dos próximos años los crecimientos esperados en el sector están por encima del 10 por ciento», remarca Miguel Ángel Díez, director del puerto deportivo de Sotogrande, uno de los dos grandes puertos, junto a Puerto Banús, que Marinas de Andalucía ha reseñado en su informe por facturación y servicios. «Debemos tener en cuenta el efecto multiplicador que este sector induce en las empresas náuticas, en el entorno de 3,5 por ciento, y en el empleo indirecto, sobre el 6,7 por ciento», añade Díez, quien asegura que hay que tomar como ejemplo a Francia, que, «con infraestructuras similares, está mucho más desarrollado».

La mayoría de compañías que operan son pequeñas y medianas. El volumen de facturación medio anual estimado es de 10,5 millones de euros. Más del 30 por ciento de estas gestoras tienen un volumen medio de facturación anual superior a los 60.000 euros. A esto se suma, según el director del puerto de Sotogrande, la labor de protección del entorno que hacen este tipo de infraestructuras. «Son enclaves que protegen medioambientalmente el territorio, dando un servicio a la demanda de actividad náutica. La mayoría disponen de bandera azul, que premia su acción ambiental y la calidad de sus aguas», explica Miguel Ángel Díez.

El sector tiene varios retos, entre ellos reactivar la inversión. Hay puertos, como Cabopino en Marbella, que necesitan mejoras urgentes. La Junta de Andalucía está dispuesta a permitir las prórrogas de las concesiones, muchas caducadas. Marinas de Andalucía cree que los gestores de estas infraestructuras se animarán a invertir y que pueden llegar a surgir incluso nuevos puertos deportivos. Sin embargo, no se atreven a aventurar datos, puesto que la nueva legislación para el sector está en fase de tramitación y se espera que entre en vigor para estudiar las posibilidades. La asociación, que gestiona 16 enclaves de forma directa con 500 trabajadores, es una de las gestoras a la espera de que se consoliden las buenas noticias.

Miguel Ángel Díez señala que existe una «extensa y diversa normativa, a veces inconexa, sobre los puertos deportivos, lo que genera inseguridad jurídica». A lo que añade una alta tasa de impuestos y una importante «competencia desleal y falta de profesionalización» en el sector público.

En Andalucía existen dos tipos de gestión de puertos. Los de adjudicación privada y los dependientes de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA). En estos últimos se necesita, según Marinas de Andalucía, un esfuerzo inversor similar al que hacen los privados. La asociación se queja de que hay problemas en estos puertos, mientras que en los 16 que ellos gestionan se han estado garantizando los servicios para poder ser rentables, pese a la incertidumbre de si se perdería la licencia en 2018 acechaba a los empresarios, que han colocado la actividad en el tercer puesto a nivel nacional.