En la imagen, el ministro de Agricultura, Luis Plazas, y el presidente de la Junta, Juanma Moreno Bonilla, este miércoles en la inauguración de Expoliva en Jaén
En la imagen, el ministro de Agricultura, Luis Plazas, y el presidente de la Junta, Juanma Moreno Bonilla, este miércoles en la inauguración de Expoliva en Jaén - Manuel Miró
ECONOMÍA

Expoliva abre sus puertas en plena crisis por la caída de precios del aceite

Esta feria es el evento más importante del mundo relacionado con esta grasa vegetal

Jaén Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dos políticos de partidos contrapuestos ofrecieron ayer una misma receta técnica al sector oleícola en la inauguración de la XIX feria internacional del aceite de oliva (Expoliva), el evento más importante del mundo relacionado con esta grasa vegetal. Tanto el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, del PP, como el ministro de Agricultura, Luis Planas, del PSOE, recomendaron al sector que priorice la calidad y apueste por la comercialización.

El sector, empero, ya cumple ambas recomendaciones: el aceite de oliva español acapara premios internacionales y exporta centenares de miles de toneladas a una ingente cantidad de países. Precisamente, representantes de varias de estas naciones visitan el certamen con mayor presencia extranjera de cuantos se han celebrado desde que en 1983 el entonces presidente de la Cámara de Comercio de Jaén, Hermenegildo Terrados, impulsó la primera feria.

En la rueda de prensa previa a la inauguración el ministro de Agricultura enumeró los tres retos del sector: conseguir que un producto de primer nivel se mantenga en la parte alta, mejorar la organización para regular el mercado e incrementar la comercialización. En este sentido, Planas advirtió de que España está capacitada para incrementar sustancialmente su producción, por lo que es prioritario abrir nuevos mercados para dar salida al aceite de oliva nacional.

Exportaciones

Al igual que el ministro de Agricultura, Juanma Moreno Bonilla también aludió a la calidad y a la comercialización como claves del sector para conquistar a los consumidores de otros países. A juicio del presidente de la Junta es posible cumplir este objetivo porque, en su opinión, el aceite de oliva andaluz no tiene parangón en el ámbito internacional. Lo explica, según aclaró, el hecho de que el 90 % de aceite de oliva que exporta España se produzca en la comunidad autónoma que preside.

Otra cosa es el precio al que se vende. En la inauguración de la feria no faltó la crítica. El sector productor escenificó su malestar por el bajo precio del aceite de oliva ante ambos mandatarios. Así, cuando el ministro de Agricultura y el presidente de la Junta de Andalucía procedían a cortar la cinta varios dirigentes de dos de las principales organizaciones agrarias, UPA y COAG, mostraron un cartel que reflejaba el precio del kilo de virgen extra, que en operaciones recientes se ha vendido por debajo de los 2,4 euros, es decir, un euro y medio menos que en 2017.

La incidencia del precio en la rentabilidad es una de los lastres que afronta la edición de la feria internacional del aceite de oliva e industrias afines, pero hay quien considera que es también una oportunidad. Al respecto, un importante productor de la comarca jiennense de La Loma aclaró que el sector tiene que ajustar los márgenes de explotación para competir con posibilidades de éxito. Puso a su propia almazara como ejemplo al resaltar que desarrolla una gestión tendente a minimizar los costes para aumentar la competitividad.

Participantes

Este debate capitalizó las conversaciones oficiosas de expertos que se produjeron en la jornada inaugural de la XIX Feria Internacional de Aceite de Oliva e Industrias Afines, certamen que convertirá a Jaén hasta el 18 de mayo en el centro mundial del aceite de oliva. Lo acreditan las cifras: además del número y procedencia de los expositores (380 de 60 países), en parte de los 32.000 metros cuadrados del recinto se ubica el salón internacional del aceite de oliva con presencia de 180 marcas de 11 países.