S&P ve improbable que el terrorismo afecte a los rating soberanos
S&P ve improbable que el terrorismo afecte a los rating soberanos - EFE

Standard and Poor's ve improbable que los ataques de París afecten a los ratings de los países de la UE

La agencia explica que un aumento del terrorismo, sea islamista o no, es improbable que por sí sólo afecte a las calificaciones de los países de Europa occidental

FráncfortActualizado:

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) señala que no es probable que los ataques terroristas debiliten los ratings soberanos de los países miembros de la Unión Europea, pero podrían dañar de forma «indirecta y gradual» las perspectivas de crecimiento, según recoge un informe.

«Aunque es improbable que el terrorismo lleve de forma directa a una rebaja del soberano, podría afectar de forma gradual a algunos de los factores que tenemos en consideración cuando calificamos a los soberanos», afirmó el responsable global de riesgo de S&P, Moritz Kraemer.

La agencia explica que un aumento del terrorismo, sea islamista o no, es improbable que por sí sólo afecte a las calificaciones de los países de Europa occidental, pero admite que el terrorismo podría «dañar de forma gradual e indirecta las perspectivas de crecimiento en la región y tener posibles consecuencias fiscales para los gobiernos».

«En particular, nuestra evaluación de las perspectivas fiscales y de crecimiento de un país podrían ser susceptibles a un repunte del terrorismo», apunta Kraemer, quien añade que ataques repetidos podrían reducir la confianza de inversores y consumidores y afectar negativamente a sectores como el turismo, la aviación y el ocio.

Asimismo, resalta que, incluso aunque no se produzca otro ataque, si los mayores controles en las fronteras se vuelven casi permanentes, podrían elevar el coste de hacer negocio. «Unas fronteras menos permeables perjudicarían la integración económica y el crecimiento de las economías de la UE», agrega.

Por otro lado, indica que la amenaza terrorista también conlleva el riesgo de fortalecer a partidos populistas y xenofobos, así como de reducir la adopción de reformar fiscales y estructurales.

En su opinión, una ralentización o una marcha atrás en las políticas que conducen al crecimiento y la consolidación fiscal podrían, con el tiempo, elevar las presiones a la baja en los ratings soberanos.