Una media que podría ver la luz verde en las próximas semanas en el seno del diálogo social - FOTOLIA

El Gobierno quiere obligar a los trabajadores a fichar en la oficina todos los días

Los líderes de Comsiones Obreras y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, pide la aplicación inmediata de esta media, ya que «gran parte del fraude que se da en España» tiene su origen en el alargamiento de las jornadas a tiempo parcial

MadridActualizado:

Los secretarios generales de Comisiones Obreras y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, han coincidido en pedir al Gobierno que apruebe «en breve» el control de registro de la jornada laboral y de horarios que han considerado «fundamental». En su opinión, «gran parte del fraude que se da en España» tiene su origen en el alargamiento de las jornadas a tiempo parcial que se pagan bajo cuerda. Una reforma que forma parte del denominado Plan Director por un Trabajo Digno, que ya comenzó con el envío de 83.000 cartas a empresas con elevadas tasas de rotación de trabajadores y que ha dado lugar a la conversión de algunos de estos contratos en fijos.

En concreto, según ha apuntado el Ejecutivo en anteriores ocasiones, su intención es modificar la regulación sobre el registro horario para obligar a las empresas a controlar la jornada laboral de sus empleados. Una media que podría ver la luz verde en las próximas semanas, después de que se cierre un acuerdo entre los agentes sociales.

Varios medios han apuntado que Trabajo podría también optar por modificar la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social para tipificar este tipo de transgresiones en lo que respecta al registro de la jornada laboral. De tal forma, que por cada trabajador afectado, la compañía tenga que enfrentarse a «sanciones millonarias».

Preguntados por su punto de vista sobre esta iniciativa, desde la CEOE su nuevo presidente Antonio Garamendi, ha optado por la prudencia y asegurado que cuando el Gobierno la ponga sobre la mesa del diálogo social «la estudiaremos y aportaremos nuestro granito de arena». Desde Comisiones Obreras, su líder Unai Sordo, ha apuntado que se trata de «una medida fundamental» para controlar la contratación a tiempo parcial y evitar fraudes. En este sentido, ha previsto que se alcance un acuerdo «en las próximas fechas» dentro del diálogo social.

Para Álvarez, secretario general de UGT, ha considerado que esta reforma podría poner fin a los abusos en la contratación a tiempo parcial y el «no abono» de las horas extras. «Los empresarios tienen que saber que se ha acabado la barra libre y que es necesario que los trabajadores y las empresas sepan cuándo trabajan y cuándo no y en qué condiciones», ha advertido.

También se ha pronunciado, el director general del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), Gerardo Gutiérrez, quien ha valorado que es «es fundamental que el inspector de trabajo que llega a una empresa» para controlar que se cumpla la legalidad «sepa cuál es el tramo horario en el que esos trabajadores deben estar».