El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), junto al presidente de CEOE, Juan Rosell - EFE

El presidente de la CEOE dice no temer un posible gobierno formado por PSOE y Podemos

En cualquier caso, Rosell sí ha matizado que antes de poder opinar sobre cualquier nuevo Ejecutivo será necesario «cuantificar» el coste de las reformas

MADRIDActualizado:

El presidente de la patronal CEOE, Joan Rosell, ha asegurado este miércoles que no teme la posibilidad de que se acabe formando un Gobierno PSOE-Podemos, aunque ha advertido de que deberá cuantificarse el coste de cualquier pacto porque lo que, a su juicio, sí sería negativo es incurrir en nuevos déficit y, por ende, elevar aún más el endeudamiento público.

En rueda de prensa tras reunirse con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el dirigente de los empresarios ha asegurado no sentir "miedo" a la posibilidad de un Ejecutivo de izquierdas en el que esté integrado Podemos, aunque tampoco le preocupa si esta situación acaba desembocando en unas nuevas elecciones generales.

"Ha habido los resultados que ha habido y, a partir de ahí, son los políticos los que, con esta aritmética tan difícil, tendrán que ver si son capaces de arreglarlo. En caso de que no sea así, seguiremos con el trámite ordinario y tendrá que haber nuevas elecciones. Pero demos tiempo al tiempo para ver si los políticos son capaces de arreglar la aritmética", ha señalado Rosell.

En cualquier caso, sí ha matizado que antes de poder opinar sobre cualquier nuevo Ejecutivo será necesario "cuantificar" el coste de las reformas que acuerde para valorar si "son posibles o no" porque lo que "sí daría miedo" a los empresarios españoles sería un pacto que "diera como resultado un déficit muy importante y un endeudamientos también importante". "Eso sí no lo queremos", ha zanjado.

Tanto Rosell como el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, creen que la propuesta del PSOE para negociar un acuerdo de investidura y de Gobierno con otras formaciones políticas adolece de inconcreciones, sobre todo en lo relativo a cuánto costaría financiar las medidas que propone, y advierten de su rechazo a cualquier subida de impuestos que se pueda plantear porque perjudicaría a la recuperación económica.

A juicio de Rosell, en la propuesta del PSOE "falta un análisis del coste de las propuestas" así como precisiones sobre cómo se pagarán iniciativas como la renta mínima vital, la ampliación del seguro de desempleo o la reducción del IVA, con cuyo planteamiento general "todos podemos estar de acuerdo", según ha admitido.