De Guindos asegura que la economía española puede soportar seis meses de inestabilidad política
De Guindos asegura que la economía española puede soportar seis meses de inestabilidad política - REUTERS

Guindos cree que «la velocidad de crucero» de la economía permite seis meses de un gobierno provisional

El ministro en funciones sí ha alertado en una entrevista de las posibles alianzas que podría elegir el secretario general socialista

MadridActualizado:

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, se ha mostrado convencido este martes de que la «velocidad de crucero» de la economía española permite que España pueda «hacer frente a seis meses» de gobierno provisional. «No es el ideal, pero podemos hacerlo», ha apostillado.

En declaraciones al diario 'Financial Times' recogidas por Europa Press, el titular de Economía ha reconocido que un gobierno provisional generaría «cierta incertidumbre» pero ha subrayado que en cualquier caso «no afectaría» de manera «significativa» a la evolución de la economía.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha aceptado este mismos martes el encargo del Rey Felipe VI para iniciar las negociaciones de cara a una investidura, aunque la entrevista con el ministro español se ha producido antes de conocerse esta noticia.

No obstante, De Guindos sí ha alertado de las posibles alianzas que podría elegir el secretario general socialista. «Lo que sería muy perjudicial para las perspectivas económicas sería contar con un gobierno de izquierdas», ha advertido.

En este sentido, ha reiterado la apuesta del PP por «la gran coalición» PP, PSOE y Ciudadanos y ha subrayado que este tipo de gobierno generaría «mucha confianza» y «credibilidad». Con él, ha reiterado, aumentaría la inversión y completaría y mejoraría la reforma del mercado laboral y la reestructuración del sector bancario.

«Si hacemos las cosas bien podemos crecer aún más rápido que el año pasado. Estoy totalmente convencido de que podemos crecer en más de un 3,2 por ciento», ha concluido Guindos, quien ha señalado que «la verdadera amenaza» sería una desaceleración de la recuperación por aplicar «políticas económicas erróneas».