El consejero delegado del Banco Popular, Francisco Gómez
El consejero delegado del Banco Popular, Francisco Gómez - EFE

El Popular estudia crear un banco malo para gestionar los activos improductivos

La entidad analiza una propuesta que está en una fase inicial de estudio y que, en ningún caso, se pondrá en marcha a corto plazo

MADRIDActualizado:

El consejero delegado del Banco Popular, Francisco Gómez, ha dejado este viernes la puerta abierta a la creación de un "banco malo" que gestione los activos improductivos de la entidad, una propuesta que está en una fase inicial de estudio y que, en ningún caso, se pondrá en marcha a corto plazo. Así lo ha dicho Gómez durante la presentación de los resultados del banco del tercer trimestre, en la que ha asegurado que uno de los focos estratégicos de la entidad es reducir los activos improductivos.

En concreto, a cierre de septiembre, el banco ha intensificado la venta de inmuebles, ha reducido la tasa de morosidad y el «stock» de viviendas en cartera.

Hechos que muestran la intensidad en la gestión en este área, según Gómez, que ha añadido que dentro de esta estrategia se estudia cualquier posibilidad como la creación de un "banco malo" que, no obstante, "está en fase inicial de estudio, por lo que no prevé nada a corto plazo".

Respecto al sector inmobiliario, Gómez ha dicho que tras la mejora económica, y la del mercado inmobiliario, todo hace pensar que la reducción de los activos improductivos se acelerará. "Estamos satisfechos con la reducción de estos activos", aunque nos gustaría que fuera un proceso más rápido", ha asegurado el consejero delegado del Popular para quien es evidente que el sector inmobiliario está en fase de recuperación.

Descenso de 8% de beneficios

El Banco Popular registró un beneficio neto de 278 millones de euros durante los nueve primeros meses de este año, lo que supone un descenso del 8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior,.

El banco ha señalado que el recorte de su beneficio se debe a que en los nueve primeros meses de 2014 obtuvo plusvalías de 468 millones de euros, derivadas en su mayoría de su 'joint venture' en el negocio de tarjetas.

En todo caso, Popular ha destacado que sus resultados han superado las previsiones de los analistas, que esperaban un beneficio menor. Las provisiones netas realizadas por el banco descendieron un 44,1% en los nueve primeros meses, hasta los 1.017 millones de euros.