El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presenta el Plan Inmobiliario del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que abarcará 920 hectáreas de suelos potenciales
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presenta el Plan Inmobiliario del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que abarcará 920 hectáreas de suelos potenciales - EFE

El plan inmobiliario de Barajas prevé inversiones por valor de 3.000 millones de euros

El proyecto convertirá al aeropuerto en el mayor polo logístico de toda España

MadridActualizado:

Hoteles, oficinas y centros comerciales: el Gobierno pretende levantar una pequeña ciudad en las inmediaciones de Barajas en la que solo faltarán viviendas. Un faraónico proyecto que se articulará a través de un plan inmobiliario que contempla inversiones privadas de 2.997 millones durante los próximos 40 años.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha presentado este martes en el propio aeropuerto el plan, que estima el desarrollo de 562 hectáreas brutas que se materializarán en 2,7 millones metros cuadrados edificables. De la Serna quiso ensalzar la magnitud del proyecto al señalar que varias empresas están estudiando trasladar su sede social a Barajas como consecuencia del mismo. «Esperamos novedades en las próximas semanas», ha señalado durante su intervención, que ha sido escuchada por varios empresarios.

La logística será uno de los sectores más beneficiados con este proyecto. Se reservan 257 hectáreas de suelo para este uso, con una edificabilidad prevista de 1,4 millones de metros cuadrados en la zona prime del Corredor de Henares. «La intención es incrementar la carga transportada, para ataer a empresas que estan en expansion. Ofreceremos un área de oportunidad para el desarrollo de actividades de alto valor añadido e innovación para Madrid», ha explicado el titular de Fomento, que mandaba de esta forma un guiño a gigantes del comercio electrónico como Amazon. Lo cierto es que, gracias al plan, se creará el mayor polo logístico de España en las inmediaciones del «hub».

Tres fases

De igual forma, se potenciará el concepto de «Airport City», que estará enfocado en crear un «nuevo centro urbano de usos mixtos», según Fomento. El macroproyecto inmobiliario incluye el establecimiento de cuatro hoteles, que sumarán un total de 900 habitaciónes, además de parques de oficinas, zonas verdes y accesos peatonales al aeropuerto en una superficie que tendrá una extensión de 62 hectáreas y una edificabilidad de 652.000 metros cuadrados.

También habrá espacios para centros comerciales, zonas telemáticas u observatorios panorámicos, que se aglutinarán en una zona destinada exclusivamente a actividades de ocio. Esta parte tendrá una extensión de 57 hectáreas y una edificabilidad de 341.000 metros cuadrados, que, según el Gobierno, «completarán la actividad aeroportuaria». De igual forma, el proyecto recoge la intención de mejorar la capacidad del aeródromo como principal centro de mantenimiento aeronáutico de España. Se reconvertirán cinco hangares y se construirán dos más. en un espacio de 9 hectáreas.

La implantación de todas estas actividades se dividirá en tres fases. La primera comenzará en breve, en el próximo consejo de administración de AENA, según De la Serna. En esta etapa se pretende construir 550.000 metros cuadrados a través de una inversión de 953 millones de euros, que pondrá en marcha los desarrollos de usos logísticos y el inicio del «Airport City».

Antes de ello, el gestor aeroportuario contratará un asesor financiero con el que diseñará una nueva sociedad, que será la que se encargará de articular todo el proyecto, ya que AENA «no está preparado por sí mismo para acometer el proyecto», afirmó este martes De la Serna.

Durante la segunda fase, que prevé 739 millones en inversiones, se construirán otros 950.000 metros cuadrados. Estarán destinados a consolidar el «Airport City» e iniciar la actividad en el centro de ocio. Y ocho años después dará comienzo la última parte del plan, destinada a consolidar el desarrollo de todas las zonas con las construcción de 1,2 millones de metros cuadrados adicionales y una inversión de 1.305 millones.

Lo cierto es que el desarrollo inmobiliario será uno de los pilares de la estrategia a largo plazo de AENA. La propia empresa pública lo ha reconocido públicamente. Al proyecto presentado ayer en Barajas se une el anunciado hace escasas semanas en El Prat, que incluye inversiones por valor de 1.264 millones en 328 hectáreas. Ambos planes han despertado gran interés empresarial, según ha destacado este martes el ministro de Fomento. «El éxito de este suelo está asegurado porque las condiciones son inmejorables», vaticinó.