Juan Rosell, presidente de la CEOE, Lorenzo Amor, presidente de ATA, Juan Carlos Martínez Lázaro, economista de IE Business School y José Ramón Pin, profesor del IESE
Juan Rosell, presidente de la CEOE, Lorenzo Amor, presidente de ATA, Juan Carlos Martínez Lázaro, economista de IE Business School y José Ramón Pin, profesor del IESE - ABC

El «peligroso» programa económico de Podemos

Patronal, economistas y autónomos advierten de que las propuestas de Iglesias serían «contraproducentes» para la economía española

Actualizado:

«Peligroso», «locura». Son algunos de los calificativos que reciben las propuestas económica de Podemos, apoyadas en un gasto de 96.000 millones y en un fuerte incremento de impuestos. El impacto de este alza tributaria en la economía y el empleo preocupa a empresarios y expertos, quienes auguran más déficit público.

Este incremento del desfase en las cuentas públicas, a su vez, podría chocar frontalmente con las directrices marcadas desde Bruselas. Varios expertos coinciden en que este programa económico no se sostendrá cuando sea presentado ante la Comisión Europea. El Parlamento Europeo, de hecho, ya ha afirmado que no contempla flexibilizar el déficit público a España.

Un programa «contraproducente», según la CEOE

La patronal destaca a ABC que las propuestas incluidas en el programa de Podemos «serían contraproducentes, debido al elevado endeudamiento de la economía española, que se sitúa en torno al 100% del PIB». Según la CEOE, este tipo de medidas supondrían «el incumplimiento de nuestros compromisos con los socios europeos, afectarían a nuestra credibilidad y a la confianza de los inversores».

De igual forma, la institución presidida por Juan Rosell, estima que las cifras del crecimiento anual del PIB proyectadas por Podemos son «demasiado optimistas» y serán complicadas de alcanzar porque «no todo el aumento del gasto público generará un crecimiento sostenible, ya que sólo una parte está destinado a inversiones productivas».

El análisis de la CEOE concluye que las propuestas fiscales de la formación liderada por Pablo Iglesias «se apartan de las vigentes en países de nuestro entorno, por lo que su implantación provocaría una deslocalización de contribuyentes hacia otras jurisdicciones dentro de la UE». Todo ello supondría «un grave desincentivo tanto para las inversiones españolas en el exterior, como para las inversiones extranjeras en España, que se verían reducidas en un momento en el que son fundamentales para consolidar la recuperación».

Los autónomos lo perciben como una «locura»

Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), cree que «subir los impuestos ahora es una locura». Además, la asociación de trabajadores por cuenta propia considera que la Unión Europea no aceptará «un nuevo cambio de nuestra política económica, por el excesivo gasto público que consideramos va a conllevar». ATA considera que para que se cree empleo no pueden subir los impuestos y que esta medida supone «palos en las ruedas a los motores de la economía, como las iniciativas sobre la supresión de los módulos».

«Los módulos permiten una tributación ágil para aquellos autónomos que trabajan directamente con el consumidor y que no tienen grandes ingresos. Desde Podemos deberían considerar mejor estas propuestas. O escucharnos más, al menos. Como han hecho en el caso de la cotización de los autónomos. Si han recogido nuestra propuesta de poder cotizar … ¿por qué no seguir escuchando a los autónomos si somos la base de la economía en España y solucionarnos la vida el mejor impulso? No hagamos más daño a la generación de empleo que el que ya está haciendo esta incertidumbre», afirma Amor.

«Un programa peligroso»

De igual forma, en el IE dudan de la eficacia de estas medidas. «Un programa económico peligroso, porque generaría déficit, desempleo y menor crecimiento, al tiempo que irreal, porque Bruselas nunca lo aceptaría», dice Juan Carlos Martínez Lázaro, economista de IE Business School.

«Acabará como las propuestas de Varufakis»

Economistas y escuelas de negocio también cuestionan la propuesta de Podemos. «Este programa no se ajusta a los cánones que la comisión europea exige para cualquiera de los países miembros de la misma. Acabará como las propuestas de Varufakis», asegura José Ramón Pin, profesor del IESE.