La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con su predecesor en el cargo, Cristóbal Montoro
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con su predecesor en el cargo, Cristóbal Montoro - JAIME GARCÍA
Segundo récord histórico

Hacienda elevó en 2018 los ingresos por combatir el fraude por encima de los 15.000 millones

La Agencia Tributaria descubre a 120.000 contribuyentes que no declaraban sus ingresos por alquilar pisos turísticos por Airbnb y otras páginas web

MADRIDActualizado:

La Agencia Tributaria pretende fomentar que los contribuyentes cumplan de manera voluntaria, pero esto no le está impidiendo reforzar sus campañas contra el fraude. Su director Jesús Gascón ha comparecido esta mañana en el Congreso de los Diputados y ha anunciado que el organismo ingresó en 2018 más de 15.000 millones de euros por la lucha contra el fraude. Se trata así del segundo mayor dato de la serie histórica después de dos años de caídas: solo en 2015 se superó la barrera de los 15.000 millones y entonces fue por una serie de expedientes singulares.

En este caso, Gascón ha restado importancia a los datos y ha enfatizado que el «verdadero objetivo» es que las bases y los ingresos crezcan un 6%, por encima del 3,6% que marca el PIB nominal (incluyendo los precios). De esta forma la ratio de eficiencia mejora, en palabras de Gascón: por cada 0,66 euros invertidos se recuperan 100 frente a los 0,69 de 2017.

Gascón, asimismo, ha anunciado que la Agencia Tributaria ha abierto actuaciones inspectoras contra más de cien contribuyentes por cuentas en el extranjero, antes de que lance los respectivos avisos en la campaña de la Renta. No son los únicos: la Agencia Tributaria ha encontrado a 120.000 nuevos declarantes de rendimientos del alquiler por páginas web como Airbnb y similares desde 2016 –relativos a la campaña de 2015–.

Gascón ha achacado este incremento al envío de cartas y avisos a contribuyentes sobre los que sospechaba Hacienda en las últimas campañas de Renta, y ha apuntado que el Fisco iniciará actuaciones en los casos más «flagrantes» de ocultación de rentas.

Previsiones de ingresos

El Fisco, además elevará a un 17% su inversión en campañas informativas para incentivar el cumplimiento voluntario entre los contribuyentes. Una de las novedades va a ser intentar que los contribuyentes puedan pagar por tarjeta de crédito o débito su declaración de la Renta, aunque Gascón ha apostillado, que no cree que pueda llegar para esta campaña por las dificultades técnicas.

Otro capítulo de novedad es el de los alquileres: la Agencia Tributaria paga cada año 35 millones por el arrendamiento de oficinas que ocupa en toda España. El objetivo este ejercicio ahorrar 2,5% en este desembolso, ha apuntado Gascón.

La Agencia Tributaria en el ejercicio 2019, un 2,5% más en comparación con lo presupuestado en 2018, a los que habría que sumar el 5% de la generación de ingresos que la Agencia proporcione en 2019, que se estima en unos 390 millones, por lo que, en total, se alcanzarían los 1.496,57 millones de presupuesto.

Al analizar los ingresos, Gascón ha descrito que las previsiones que incluye el Gobierno son plausibles. Para empezar porque los ingresos tributarios de 2018 que controla el Fisco alcanzaron los 208.600 millones, 1.000 más de lo previsto inicialmente en el proyecto presupuestario y un 7,6% superior a lo recaudado en 2017. Ello se debe a que el último mes del año fue «especialmente bueno» a la luz de los últimos datos que ha recabado Hacienda, si bien también se incrementaron las devoluciones un 15% más.

El director de la Agencia Tributaria aseveró que el cuadro macroeconómico sobre el que se han diseñado las cuentas públicas de 2019 «presenta un perfil muy parecido al de 2018 en cuanto al impacto de los ingresos fiscales» y que, de hecho, el PIB nominal crecerá más en 2019 que en 2018 –un 3,6% frente al 3,8%–. Ello es así porque los precios, en forma de deflactor del PIB, serán superiores lo que aúpa los ingresos de Hacienda. Debido a ello, Gascón ha justificado que «mantener que los ingresos van a crecer de una forma similar a la de 2018 no es arriesgado», pese a las advertencias de Banco de España y Autoridad Fiscal.

Una tasa Google endurecida

Uno de los puntos que ha causado un mayor escepticismo ha sido la estimación de recaudación de la tasa Google: frente a los 1.200 millones que augura Hacienda va a ingresar en 2019, la Comisión Europea estimaba con su proyecto de impuesto comunitario unos 4.800 en toda Europa –representando España, por peso demográfico, unos 500 millones–. No obstante, Gascón ha subrayado que el indicador relevante es que España cuenta con un peso mayor en operaciones de servicios digitales, lo que unido a que el impuesto será más duro que el que preveía la Comisión, hace que los ingresos sean mayores a su entender.

Por ejemplo, Bruselas no preveía gravar las operaciones intragrupo mientras que España solo deja fuera aquellas entre empresas que controlen el 100% de la otra, unas transferencias que son «importantísimas» a la vista de los ingresos.