El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos
El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos - AFP

De Guindos avanza que habrá 18,5 millones de ocupados a finales del segundo trimestre del año

El ministro de Economía en funciones ha alertado de que los populismos en España pueden frenar las políticas económicas y las reformas estructurales

MADRIDActualizado:

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha advertido este lunes de que un Gobierno presidido por Podemos tendría un efecto negativo que sería "intenso y profundo" desde el punto de vista económico y de la creación de empleo. De Guindos ha lanzado esta advertencia durante un encuentro organizado por el foro El Ágora de El Economista, en el que preguntado por las próximas elecciones que se celebrarán este domingo, se ha mostrado a favor de un pacto de Gobierno con el PSOE, que puede ser de diferentes formas, ya sea un Ejecutivo de coalición o de legislatura, en el que también podría incorporarse Ciudadanos "Espero que el Gobierno sea del PP, pero de gran coalición con el PSOE", ha dicho el ministro de Economía en funciones.

En este sentido y preguntado por los resultados de las encuestas que adelantan que Unidos Podemos (IU-Podemos) podría obtener un mejor resultado que el PSOE, ha dicho que sería "malo" para España que el partido hegemónico de la izquierda no sea el PSOE.

"Es malo para España", ha insistido De Guindos, que ha explicado que el PSOE es un partido que defiende la unidad de España, la Constitución y la permanencia del país en la Unión Europea. Al respecto ha indicado que si finalmente, Unidos Podemos obtiene en las elecciones un mejor resultado que el PSOE, la formación debería hacer una reflexión acerca de los errores que ha cometido.

Y es que para el ministro de Economía en funciones, un Gobierno con Podemos sería "muy malo" para la percepción del mercado, lo que en su opinión, provocaría una ampliación "notable y rápida" de la prima de riesgo, fuertes caídas en bolsa, y por lo tanto, un deterioro de forma "intensa y profunda" de la confianza de los inversores, lo que llevaría a una desaceleración económica.

"No tengan dudas", ha insistido De Guindos, quien aunque ha asegurado que la situación de España no es la de Grecia, y el país podría tener margen de maniobra para cometer errores, el deterioro económico se produciría de forma muy rápida.

Más españoles trabajando

Por otro lado, De Guindos, ha asegurado que habrá 18,5 millones de ocupados a finales del segundo trimestre del año, y ha alertado de que los populismos en España pueden frenar las políticas económicas y las reformas estructurales.

De Guindos ha dicho que la economía española de momento no ha notado la incertidumbre política, pero ha advertido de que la evolución se puede frenar "muy rápidamente" con un gobierno que revierta las reformas económicas. En este sentido, De Guindos ha dicho que España "todavía no está en la zona fuera de peligro", y ha pedido "sensatez y madurez" a los ciudadanos españoles frente a las elecciones del 26 de junio.

Ha abogado por un gobierno estable y sensato porque no se puede confiar en que la evolución de la economía siga así en los próximos trimestres "con un Ejecutivo que no tome las medidas adecuadas y que desborde el déficit público o abogue por una banca pública".

El ministro en funciones ha recordado que el empleo ha crecido en el entorno de los 450.000 puestos de trabajo en el segundo trimestre del año, lo que supone una aceleración del empleo y una cifra de ocupados de 18,5 millones de personas.