El presidente de BBVA, Francisco González, con Singapur de fondo
El presidente de BBVA, Francisco González, con Singapur de fondo - DAVID LIM

Francisco González: «Mantenemos la apuesta por Turquía, la subida de tipos fue muy importante»

El presidente, Francisco González, aboga por que la entidad tenga una presencia mayor en Asia

CORRESPONSAL EN SINGAPUR Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

-La depreciación de la lira en Turquía está afectando de manera notable a BBVA por Garanti. ¿Mantienen la apuesta por ese país con la misma intensidad?

-Sin duda. Turquía es un país de 80 millones de habitantes. Tiene un dividendo demográfico espectacular, más de la mitad de la población es menor de 30 años. Lógicamente tiene una importancia geopolítica extraordinaria en el mundo, es la puerta entre el este y el oeste, entre el mundo oriental y el occidental. Es evidente que está sufriendo por la depreciación de la lira, por la inflación y por el déficit por cuenta corriente. A nosotros lógicamente nos ha afectado en la cotización del banco. Dicho esto, el país tiene los mimbres para salir de esta crisis si se toman las decisiones acertadas y esas decisiones tienen mucho que ver con un paquete de política monetaria y fiscal adecuado. Yo creo que eso lo van a hacer. Antes de llegar a Singapur, he estado en Turquía precisamente, y mi impresión es que tienen un equipo económico muy sólido para llevar a cabo todas esas reformas que, además, cuenta con el apoyo del Presidente de la República. La decisión de subir los tipos 625 puntos básicos ha sido muy importante porque es la primera vez, en mucho tiempo, que sorprende y se adelanta al mercado.

-¿Qué papel cree que juega Asia en el futuro del sistema financiero?

-En los últimos 200 años, el mundo giraba del oeste hacia el este. Es decir, casi todo se producía en el oeste, y parte de eso ha llegado al este. Eso ya está cambiando poco a poco. Ahora, Asia en su conjunto, y particularmente China, empiezan a ser protagonistas en muchas cosas. En Asia se van a producir muchas cosas y, específicamente, en China y en Singapur. El mundo occidental tiene que reaccionar, entender estas nuevas dinámicas y tomar decisiones.

-¿Qué planes de futuro tiene en Asia?

-Entramos en China en el año 2006 y compramos un 20% de un banco chino, pensando que Pekín iba a abrir la legislación y que podríamos operar en el país. Eso no fue posible porque esa apertura no se produjo. Ahora tenemos que volver a intentarlo. Habrá segundas vueltas y BBVA debería tener una presencia creciente en Asia; evidentemente, ya en esta segunda vuelta, será una presencia digital, sin duda. Un ejemplo de ello es que anunciamos una inversión de 50 millones de dólares en Sinovation Fund IV, el fondo especializado en inteligencia artificial liderado por Kai-Fu Lee.

-Ha mencionado la operación frustrada en 2006 en China pero parece que se van dando pasos hacia un Tratado Bilateral de Inversiones entre la UE y China.

-El acuerdo está aún lejos de concluirse. Creo que, tal como están las relaciones China-EE.UU. ahora hay mucha fricción y, por otro lado, está la relación entre EE.UU. y Europa. Y las relaciones entre China y Europa son todavía pequeñas. No creo que cambiemos nuestro posicionamiento: vamos a estar aquí, con una presencia digital, y la posibilidad de hacer cosas o no vendrá por lo que hace China a la hora de abrirse al mundo.

-¿Es preocupante la guerra comercial entre China y Estados Unidos?

-Yo diría que es entre Estados Unidos y todo el mundo. Claro que es preocupante, el proteccionismo no conduce a nada, solamente a menos crecimiento y a menos puestos de trabajo, así es que espero que se vaya racionalizando. Nosotros, particularmente, estamos muy contentos con el acuerdo preliminar entre EE.UU. y México, y esperamos a que se incorpore ahora Canadá, pero creo que es importante que Estados Unidos asuma un papel más realista y con una visión de futuro de propiciar el comercio entre países, ya que la historia demuestra que eso es muy positivo.

-¿Hay medidas que podamos extrapolar de Singapur a España?

-Muchas. Singapur es un país que visito desde hace muchos años. Es un ejemplo de cómo la economía del libre mercado bien aplicada genera la enorme riqueza que se ha creado aquí en los últimos 60 años. Particularmente con las fintech, en el tema digital, el Gobierno de Singapur ha tomado decisiones para intentar crear aquí uno de los centros más importantes en el mundo digital. Desde el punto de vista de supervisión y de regulación, son muy abiertos, trabajan muy bien e intentan atraer a las personas más importantes del mundo y a las firmas más grandes. Si en España trabajáramos así, seguro que sería muy bueno. Además, un factor que contribuyen a su éxito es que a los funcionarios y a los políticos se les paga más o menos dos tercios de lo que ganarían en el sector privado. Otro es que la corrupción está muy, muy penada.