Los consumidores aumentaron la frecuencia de compra (más veces y menor gasto) durante la crisis
Los consumidores aumentaron la frecuencia de compra (más veces y menor gasto) durante la crisis - ADOBESTOCK

Envases más pequeños y reducción de precios, así superaron la crisis los supermercados españoles

El sector se tuvo que adaptar al cambio de hábitos del consumidor y optó por una mayor rotación, rebajar los productos y potenciar la proximidad, tal y como se extrae de las charlas por el 20 aniversario de Asedas

Las claves del éxito de los cuatro supermercados españoles que más venden

El consumo de platos preparados llegó a los 14,64 kilos por cada español el año pasado

Actualizado:

Hace diez años, los supermercados se vieron obligados a reaccionar ante la crisis económica, el descenso de los índices de consumo y la pérdida de confianza de los españoles. Durante la celebración del el 20 aniversario de la patronal Asedas (Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados), algunos de los responsables de las grandes y medianas cadenas desgranaron las claves para conseguir que el empleo se mantuviera estable y que España saliera reforzada como uno de los países más eficientes de Europa en el sector de la distribución. Los participantes recordaron que los hábitos de los consumidores cambiaron durante los años de dificultades económicas y que aún persisten muchos de los comportamientos heredados de esa época. En España se aumentó la frecuencia de compra ya que los usuarios buscaban adquirir solo lo necesario en cada cesta para ajustar el gasto y evitar el desperdicio. El sector se tuvo que adaptar a estas novedades y optó por una mayor rotación, unos precios más ajustados y por potenciar la proximidad, entre otras estrategias de éxito.

«Estamos muy orgullosos porque las empresas de Asedas han logrado, en los últimos 20 años, crear una estructura de distribución moderna capaz de responder a las necesidades del consumidor y de estar preparada para los retos relacionados con la sostenibilidad social, económica y medioambiental. Para lograrlo necesitamos la implicación del resto de agentes sociales. Especialmente, la Administración debe acompañar este proceso de cambio con una legislación favorable a la inversión y a la adaptación flexible a los cambios», indicó Ignacio García Magarzo, director general de esta asociación en dicho acto.

Durante la celebración del aniversario se sucedieron tres mesas redondas en las que se trataron diferentes temas que afectan al pasado, presente y futuro del negocio. En la primera, dedicada a la «proximidad equilibrada» debatieron sobre la superación de la crisis tres expertos del sector como Juan Antonio Germán, director general de Relaciones Externas y Mecenazgo de Mercadona; Juan Manuel Morales, director general de IFA y Jaime Rodríguez, consejero delegado de Euromadi (Alcampo, Coviran, Miquel Alimentació y Supersol, entre otros).

«Decidimos optimizar y reducir unos centímetros por arriba los envases de nuestra crema corporal con aceite de oliva para ahorrar costes» (Juan Antonio Germán, Mercadona)

En este sentido, Germán relató que cuando estalló la crisis económica en España, en Mercadona se tuvieron que adaptar al «cambio permanente» y poner al cliente en el centro, a la vez que se volvió «a a la importancia del céntimo» y a ahorrar costes. Como ejemplo de una de las medidas que llevaron a cabo en la cadena valenciana con el fin de ajustar tamaños de la mano de sus proveedores y fabricantes, Germán cuenta lo siguiente: «Decidimos optimizar y reducir unos centímetros por arriba los envases de nuestra crema corporal con aceite de oliva. De este modo, conseguimos ahorrar costes al reducir el plástico utilizado y a la vez pudimos llevar más a los establecimientos porque cabían más unidades en los palés y se podían transportar más».

«Somos autocríticos, nos dimos cuenta de que estábamos amuermados, teníamos michelines y había la posibilidad de hacer ajustes» (Germán, Mercadona)

«Somos autocríticos, nos dimos cuenta de que estábamos amuermados, teníamos michelines y había la posibilidad de hacer ajustes», indica el director general de Relaciones Externas y Mecenazgo de Mercadona en relación a la posición del negocio al inicio de la crisis, Diez años después, Germán cree que los supermercados españoles están posicionados más cerca del cliente: «Somos un sector de referencia en Europa», indica. En su opinión, el avance se debe a cualidades como la seguridad alimentaria, la eficiencia, la competitividad y en escuchar tanto al sector primario como a las asociaciones de consumidores.

Los supermercados regionales tambien han liderado el cambio tras la crisis y ya suponen el 40% de la superficie de establecimientos en nuestro país. «Los operadores regionales siguen ganando cuota de mercado a pesar de los grandes operadores», señala Morales (IFA). Estos supermercados decidieron poner «el foco absoluto en el cliente, apostar por la proximidad física y emocional, adaptar el surtido y ajustar costes», añade Morales. «Salimos fortalecidos de la crisis», interpretó Morales.

«Los alimentos en España son 19 puntos más baratos que en Italia» (Jaime Rodríguez, Euromadi)

«Para generar eficiencias, tuvimos que hacer un sobreesfuerzo en competitividad», afirma Rodríguez durante su intervención. Para ello, en Euromadi optaron por reducir márgenes, una estrategia que se vio «compensada por la disminución de costes». Diez años después, el sector puede presumir de haber logrado sortear las dificultades: «Somos el cuarto país en eficiencia en el sector de la distribución en Europa, hay pocos que nos puedan dar ejemplo», asegura Rodríguez. En este sentido, el dirigente de Euromadi también alude a lo que cuesta llenar la cesta de la compra en España: «Los alimentos son 19 puntos más baratos que en Italia».