ABC

La contraopa por Dia recopila ya apoyos del 10% del capital

Los oferentes, uno de ellos vinculado a Carrefour, aseguran que «darán batalla»

MadridActualizado:

La carrera por el control de la cadena de supermercados Dia vive un momento frenético. A la opa voluntaria realizada por Mikhail Fridman, mediante su fondo de inversión Letterone, le salen piedras por el camino. La primera de ellas, la preparación de una contraopa que mejoraría el precio de 0,67 euros por acción que el magnate ruso realizó el pasado 5 de febrero. Esta oferta tiene intención de lanzarla los accionistas que se sindicaron el pasado 7 de febrero, un grupo formado por el empresario Pedro Gómez-Pablos y las compañías Altocapital Inversiones y Naturinvest, esta última propiedad de Gergoire Bontoux, vinculado a Carrefour. Entre todos cuentan con el 3,09% del capital de Dia.

Aunque se desconoce por el momento el precio de la contraopa, fuentes del sindicato de accionistas aseguraron ayer a ABC que a ese 3,09% se le han sumado apoyos hasta sumar el 10% del capital de la compañía. Los nuevos niversores esperan seguir sumando nuevos apoyos en el futuro. De hecho, ayer aseguraron mediante un comunicado que «darán batalla» para terminar haciéndose con el control de la cadena de supermercados.

De momento el 10% de apoyos que aglutinarían estaría lejos del 29% que atesora Fridman, que además contaría con el 5,695% que tiene el banco inversor Goldman Sachs, aunque según los datos de la CNMV un 4,202% de ese porcentaje lo tiene prestado a terceros. Hay que recordar que para que la opa voluntaria del ruso prospere debe conseguir el 50% de las acciones que todavía no posee. De salir adelante, Fridman pretende realizar una ampliación de capital de 500 millones y un plan estratégico basado en seis pilares, como la competitividad vía precios, mejora en la red de tiendas que la compañía dispone y el reclutamiento de nuevo liderazgo y desarrollo del talento interno.

Se desmarcan de la AADD

Dentro de los apoyos futuros que quiere recolectar el sindicato de accionistas está el de la Asociación de Accionistas Defensores de Dia (AADD), presidida por el empresario Rafael del Castillo y que aglutina un 2%. A pesar de que ha habido acercamientos durante la semana para llegar a un acuerdo, desde la AADD aseguraron ayer a ABC que de momento no van a delegar los derechos de sus votos a esta opción, retrasando su decisión final a lo que propongan en la próxima junta de accionistas, cuya celebración será a mediados de marzo. Así, la asociación sigue en la búsqueda de un «caballero blanco» que se ajuste a sus necesidades y que asegure que Dia continúe siendo española.

Ambas partes no han llegado a un acuerdo porque los accionistas sindicados creen que «esta operación se debe resolver en el terreno económico, que es dónde daremos la batalla para hacernos con Dia», mientras que la AADD considera que hay que implicar a los agentes sociales. Por este punto, el sindicato de accionistas puntualizó ayer no tener ninguna vinculación con la AADD.

De hecho, estos nuevos inversores creen que el plan presentado por el actual consejo hace una semana es adecuado y que en su planteamiento no entra «presentar demanda alguna contra ninguna de las partes», mientras que la AADD planea demandar al consejo de administración. El sindicato de accionistas explica que su oferta está planteada para que ninguna parte implicada «resulte damnificada» y así la compañía siga adelante de forma adecuada.