ABC

Enel quiere eliminar el descuento en el precio de la luz que tienen los jubilados de Endesa

Los sindicatos convocan una concentración ante la embajada de Italia para denunciar la propuesta de la compañía sobre el nuevo convenio colectivo

MadridActualizado:

La multinacional italiana Enel, accionista mayoritaria de Endesa, ha propuesto importantes recortes en el nuevo convenio colectivo que están negociando los sindicatos y la empresa, como la eliminación del descuento que tienen los 8.000 jubilados de la compañía en el precio de la electricidad. De esta bonificación, aproximadamente del 30%, solo se beneficiarían los trabajadores activos.

Otra de las medidas propuestas por la dirección de la compañía que preside Borja Prado es, según CC.OO., disminuir los días de vacaciones a los nuevos ingresos. La plantilla tiene 27 días laborables de vacaciones, que se reducirían a 24 para los nuevos. También, eliminar el derecho al disfrute adicional del personal con más antigüedad y limitar las licencias retribuidas por enfermedad grave al alta hospitalaria.

Asimismo, pretende rebajar los niveles competenciales actuales de Endesa, «lo que en la práctica merma las retribuciones liquidando cualquier posibilidad de crecimiento profesional en la empresa». Por otra parte, la dirección quiere rebajar a la mitad la indemnización por movilidad geográfica, eliminar las compensaciones de traslados por proyectos y reducir el fondo económico destinado a las promociones verticales en la empresa, según CC.OO. Su secretario general en Endesa, José Manuel Falagán, ha declarado a ABC que «somos la compañía del sector con la jornada más amplia y las tablas salariales más bajas».

Por ello, los sindicatos que están negociando el convenio colectivo, CC.OO, UGT y SIE, han convocado una concentración frente a la embajada de Italia en Madrid, el próximo día 21, para «evitar que Enel elimine derechos y rebaje salarios».

CC.OO. afirma que, en este escenario, «los sindicatos muestran de manera enérgica su rechazo a unas propuestas totalmente inaceptables e injustificadas. Día a día reciben muestras del nulo nivel de empatía que la dirección italiana tiene con los trabajadores de Endesa. La sensación es que la compañía se ha convertido en un suculento pastel que se desgaja y devora con el único objetivo de aumentar los dividendos de los accionistas y llevarse los beneficios de la histórica y gran empresa española a Italia».

Este sindicato denuncia que «todas estas propuestas de la dirección de Enel llegan al mismo tiempo que las noticias de los abundantes beneficios repartidos en dividendo para el accionista y los suculentos aumentos de las retribuciones para quienes integran el consejo de administración de Endesa».