Endesa e Iberdrola desembolsarán unos 142 millones para el bono social

El coste total de esta ayuda para los consumidores eléctricos más desfavorecidos es de unos 200 millones al año

MadridActualizado:

Endesa e Iberdrola sufragarán el 70,88% del coste total del bono social eléctrico, lo que supone unos 142 millones de euros, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El importe del bono social en 2018 fue de unos 200 millones de euros.

El bono social reconoce el derecho de determinados colectivos, (pensionistas, personas con discapacidad, perceptores de rentas mínimas y familias numerosas, entre otros) a ser beneficiarios de descuentos del 25% o 40% en su factura mensual de electricidad. En el caso de los consumidores en riesgo de exclusión social, se subvenciona el 100% de su recibo. Este año habrá también, como novedad, otro bono social para calefacción que podrán solicitar quienes tienen ya el de electricidad.

Al cierre de 2018, el Ministerio de Transición Ecológica había recibido 1,403 millones de solicitudes completas. Hasta entonces había 1,077 millones de bonos sociales eléctricos activos.

Endesa debe de asumir el 36,26% del coste total (73 millones de euros), ya que posee 10,620 millones de consumidores, e Iberdrola 69 millones de euros, el 34,62% (10,141 millones de clientes). Por su parte, Naturgy, con 4,632 millones de clientes (15,82%), desembolsará unos 32 millones de euros.

EDP pagará 8 millones de euros por sus 1,131 millones de consumidores (3,86%) y Repsol otros 4,5 millones de euros, ya que cuenta con 656.883 clientes, los que asumió tras la adquisición de Viesgo.

El resto de grupos y sociedades que están presentes en el sector eléctrico y que suman casi 300, asumirán el restante 7,20% del bono social, es decir, 14,4 millones de euros.