Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL
Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL - MAYA BALANYA

OHL se deja otro 16% en Bolsa y pone en riesgo la cota del euro por acción

La constructora, que ya acumula una devaluación del 75,6% en lo que va de año, cerrró a 1,020 euros por acción

MadridActualizado:

OHL bajó un 15,9% en la sesión de Bolsa de este lunes, con lo que sus títulos quedaron a punto de cerrar la jornada por debajo de la cota del euro por acción, marcando así un nuevo mínimo histórico.

Las acciones de la compañía participada por el grupo Villar Mir llegaron a marcar precios inferiores al euro durante la negociación, dado que su cotización osciló entre un mínimo y un máximo de 0,987 y 1,264 euros por título.

OHL finalmente cerró la sesión a 1,020 por acción, lo que arroja un descenso del 15,91% sobre el mínimo con el que el viernes cerró la semana bursátil.

La constructora, que ya acumula una devaluación del 75,6% en lo que va de año, continúa sin encontrar fondo a los abruptos descensos que registra desde que a finales del pasado mes de septiembre presentara los resultados semestrales con unas pérdidas de 843 millones de euros.

La firma que preside Juan Villar Mir volvió a caer este lunes a pesar de que el pasado viernes Fitch situara en perspectiva estable la nota de 'B+' que tiene asignada a la empresa, por debajo del 'investment grade', con lo que descarta rebajas en esta calificación.

La agencia de calificación atribuyó su decisión a los cambios que ha acometido OHL tras vender su negocio de concesiones, como es la liquidación de toda su deuda, la simplificación de su estructura y la nueva cúpula directiva.

En paralelo, Fitch valora el hecho de que OHL haya acotado su cartera de 'legacy project', una veintena de proyectos internacionales fallidos, que actualmente impactan en su cuenta de resultados. En este sentido, la firma considera que incluso OHL podría volver a generar beneficio bruto de explotación (Ebitda) en 2019.

En su informe, la agencia también destaca el cambio en la dirección de la compañía y la simplificación de la estructura directiva, y el hecho de que este nuevo equipo esté enfocado en recortar costes y recuperar el negocio constructor y su rentabilidad, al tiempo que diseñan una nueva estrategia que seguirá la compañía una vez concluya su ajuste.