La campaña de rebajas en 2016 generará 48.560 contratos, un aumento del 12,9% respecto a 2015
La campaña de rebajas en 2016 generará 48.560 contratos, un aumento del 12,9% respecto a 2015 - MAYA BALANYA

Una cuesta de enero menos empinada que durante los años de crisis

Cae el precio de los carburantes y la luz, las rebajas ofrecen descuentos muy agresivos y suben las nóminas por el efecto de la reforma fiscal

MADRIDActualizado:

La temida cuesta de enero no será tan empinada para las familias españolas como en años anteriores. La recuperación económica, las bajadas de los precios de los carburantes, de la luz y del gas, entre otras; la subida de las nóminas por el efecto de la reforma fiscal y los descuentos agresivos que han lanzado muchos comercios han hecho más llevadero los apuros de un mes tradicionalmente difícil tras los excesos navideños.

En un contexto en el que el barril de Brent (de referencia para Europa) se mueve alrededor de los 30 dólares, más del 80% de las gasolineras españolas venden el litro de diésel a menos de un euro. Aunque el petróleo solo repercute en alrededor de un 30% del precio de los carburantes por el peso que tienen los impuestos, el diésel encadena ya un descenso superior al 7% desde principios de año. Por su parte, la gasolina se vende a una media de 1,109 euros el litro y se sitúa niveles de principios de 2010.

Si llenar el depósito a un precio más bajo supone un alivio para el bolsillo de los españoles, también lo es para las arcas públicas. La rebaja del petróleo unido a la política monetaria del BCE supuso el año pasado un ahorro de 3.200 millones de euros en intereses por las menores necesidades de liquidez. Además, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, calcula que si el Brent se sigue moviendo en el entorno de los 30 dólares, el PIB español subirá en cinco décimas.

La capacidad adquisitiva de las familias españolas no solo ha mejorado por el desplome del barril de petróleo. El comienzo del año también trae bajadas de la luz y del gas de media del 0,7% y el 3,3%. Las tasas aéreas también se abaratan en un 1,9% durante este ejercicio, tal y como contemplan los Presupuestos.

Por otro lado, los funcionarios recuperarán este año la mitad de la paga extra suprimida en 2012 y verán incrementarse un 1% sus salarios. Las pensiones públicas subirán un 0,25%, el incremento mínimo garantizado desde que su revalorización se ha desligado del IPC.

Un periodo difícil para el bolsillo

Ante este panorama de mejor coyuntura económica para los hogares, el 52% de los españoles cree que esta cuesta de enero será menos dura que la del año anterior, según un estudio de Rastreator.com. Sin embargo, un 48% considera que le supondrá más problemas.

Del análisis de Rastreator.com se desprende que pese a que la subida de 2016 será algo menos dura, la cuesta de enero sigue siendo uno de los momentos más preocupantes del año en términos económicos para los españoles (54,6%) frente a otros momentos como las vacaciones de verano (17,2%), la vuelta al cole (16,9%) o los gastos asociados a la tarjeta de crédito (13%).