El presidente del IEE, José Luis Feito, avisa que «los impuestos no los pagan las empresas, sino las personas».
El presidente del IEE, José Luis Feito, avisa que «los impuestos no los pagan las empresas, sino las personas». - RAFAEL CARMONA

Cuatro de cada diez euros de la subida de Sociedades los pagarán los trabajadores

El Instituto de Estudios Económicos calcula que los empleados asumirían así 710 millones de los 1.776 del alza que planea el Gobierno, y propone elevar el IVA a productos con tipos reducidos y aumentar las ayudas a los hogares de menor renta

MadridActualizado:

La subida del Impuesto de Sociedades que planea el Gobierno de Pedro Sánchez para el año que viene golpeará considerablemente las nóminas de los trabajadores de las compañías afectadas. Así lo cree el Instituto de Estudios Económicos (IEE), que ha presentado un informe esta mañana en el que radiografía el sistema tributario español y pide al Ejecutivo que baje el Impuesto de Sociedades, el de Patrimonio y las cotizaciones sociales y suba el IVA con tipos reducidos y algunos impuestos especiales y tasas. En sus palabras, ello aumentaría la competitividad y la inversión y beneficiaría, «sobre todo a los trabajadores más humildes».

Como ha argumentado el presidente del IEE, José Luis Feito «los impuestos no los pagan las empresas, sino las personas». Por ello, recordando un estudio de la Oficina Presupuestaria del Congreso de los Estados Unidos de 2012, en economías como la española el 40% de la carga del Impuesto de Sociedades se traslada a los trabajadores, siendo menor en economías más grandes. Así, cuatro de cada diez euros de los 1.776 millones de euros de subida que quiere aprobar el Gobierno para 2019 se trasladaría a los empleados, es decir, 710 millones de mayor carga tributaria.

La medida que bosqueja el Ejecutivo consiste en la aplicación de un tipo efectivo del 15% a las grandes empresas(del 18% a banca y petroleras) y la eliminación de exenciones a la repatriación de beneficios del extranjero. Asimismo, el Ejecutivo reducirá el tipo a las pequeñas empresas, en lo que supondrá un aumento de recaudación de 260 millones en los que 104 repercutirían positivamente en sus empleados.

Feito ha apuntado que la mayor parte de los países de la OCDE están apostando por bajar el impuesto para atraer a la inversión. «Ahora en 22 de 35 países de la institución el tipo de Sociedades está por debajo del 25% -tipo nominal que hay en España-. En 2000 solo eran 5», ha recordado, para apostillar que, según Eurostat, España es el séptimo país que más grava el capital (con un tipo efectivo del 24,7% frente al 21,7% de la UE) y el que menos tributa el consumo.

Para Feito, el primer paso para converger con la presión fiscal de los países de nuestro entorno (del 34,1% en España, del 38,9% en la UE) es antes converger en renta. «Si yo veo que los ricos fuman puros y llevan chistera y me compro un puro y una chistera no me haré más rico, sino más pobre», ha descrito Feito que ha defendido que para elevar la renta la prioridad es reducir el paro y potenciar el empleo, atrayendo la inversión y el capital humano.

Por ello ha apostado por bajar las cotizaciones sociales, ya que España tiene una carga mayor en estas figuras que la UE, lo que permitiría crear trabajo. Mientras en España las cotizaciones ingresan un 8,2% del PIB para las empresas y un 3,2% para los trabajadores, en Europa los porcentajes ascienden de media al 6,8% y el 5,3% respectivamente.

«Necesitamos crear empleo para lo que debemos atraer más inversión que el resto de países de la UE», para lo que ha apostado por bajar o eliminar Patrimonio, ya que España es el único país de la Unión con dicho tributo.

Lucha contra el déficit

Para evitar un déficit desbocado, el IEE también ha propuesto subir el tipo de IVA a bienes con tipos súperreducidos y reducidos ya que España es el segundo país que menos grava el consumo y así podría «reducir la desigualdad». «Los tipos súperreducidos, en términos relativos, benefician más a los más pobres pero en absolutos, más a los más ricos», ha reseñado Feito, que ha apostado por recaudar más con el IVA en estos bienes y concentrar las ayudas a los «más humildes» elevando las transferencias públicas y en el IRPF a este colectivo.

También ha pedido el IEE fijar «peajes blandos» a la red de carreteras para ingresar entre 2.700 y 6.600 millones, ya que en España solo en el 20% de las mismas hay que pagar por su uso mientras que en Francia el porcentaje es del 75%, en Italia el 80% y en Alemania los vehículos pesados pagan en el 100% de las mismas. Además Feito ha valorado la subida de los impuestos al diésel, ya que es una tendencia europea, y España es el segundo país que menos recaudación por impuestos medioambientales y «hay que controlar el déficit», en sus palabras.

El presidente del IEE, en todo caso, ha arremetido contra las previsiones de ingresos del Gobierno («no se cumplirán», ha aseverado) añadiendo que, al contrario de lo que alega el Ejecutivo, las medidas lastrarán a la economía y al empleo, para lo que presentará un nuevo informe el día 13 de diciembre en el que calibrará con datos este impacto.