El Banco de España rebatió el informe pericial del caso Bankia en la cúpula del FROB

La dirección del supervisor se desvincula de los comentarios hechos por sus representantes en la junta del fondo de rescate y exige que se investigue la filtración de las actas de esa reunión

MADRIDActualizado:

La cúpula del Banco de España viene defendiendo que jamás ha criticado el informe pericial del caso Bankia elaborado por dos de sus técnicos que trabajaron en la instrucción de la causa y llegaron a la conclusión de que la entidad salió a Bolsa con sus cuentas maquilladas. Y que su opinión al respecto, expresada en un documento entregado al final al juez Fernando Andreu, no es un contrainforme a ese otro. Sin embargo, la Dirección de Supervisión del regulador bancario rebatió el análisis de los peritos judiciales tanto de forma verbal como escrita en varias reuniones de la comisión rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), según se desprende del contenido las actas de esas sesiones, adelantado por la agencia Europa Press.

A principios de 2014 se hicieron públicas las conclusiones de esos dos peritos que trabajaban para el juez Andreu en la investigación de la fusión y salida a Bolsa de Bankia, entidad que acabo rescatada con 22.424 millones de euros en ayudas públicas. Según su análisis, las cuentas que la entidad presentó para su estreno bursátil no reflejaban su imagen fiel. El terremoto que esa pericial provocó —por ejemplo, hizo que los pequeños ahorradores afectados empezasen a ganar la mayoría de las demandas contra la entidad por su ops— llevó al presidente del FROB y subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, a convocar un reunión de la comisión rectora del fondo de rescatecon con ese informe como único punto del orden del día.

En esa sesión, celebrada el 9 de diciembre, el director general de Supervisión del Banco de España, Mariano Herrera, hizo un informe verbal a la junta rectora del FROB, en la que están representados el supervisor, el fondo, la CNMV y los Miniterios de Economía y de Hacienda, sobre las cuentas de Bankia y el citado informe. En su exposición, informa Europa Press, Herrera sembró dudas sobre la pericial. Posteriormente, el 7 de enero de 2015, entrega a todos los miembros de esa junta un informe de la Dirección General de Supervisión que contradice abiertamente a los peritos.

En líneas generales, la Dirección de Supervisión critica que los peritos han analizado la situación de Bankia teniendo en cuenta el deterioro económico que acabó afectando a la entidad pero que en 2011 no se esperaba. Además, acusa a los técnicos de no computar las elevadas provisiones que tenía la entidad acumuladas y que, según el equipo de Herrera, bastarían para cubrir «con holgura» el deterioro de los activos.

Esta es, básicamente, la argumentación que el Banco de España incluyó en un documento posterior cuando el FROB le pidió una serie de aclaraciones contables para presentar ante el magistrado encargado del caso. Y desde entonces, la cúpula del supervisor defiende que ese documento no es un contrainforme sino eso, una aclaración de los métodos contables usados por los peritos judiciales. Hace sólo cinco días, y ante varias informaciones, el organismo dirigido por Luis María Linde insitió: «El Banco de España no ha elaborado informe alguno rebatiendo o criticando las conclusiones de los informes elaborados por los peritos judiciales propuestos por el propio Banco de España». Diez días antes ya se había manifestado en igual línea.

Enfrentamiento con Economía

«El Banco reitera una vez más que no existe informe alguno emitido por la institución que rebata o critique las conclusiones de los informes elaborados por los peritos judiciales», ha reiterado este martes, aunque matiza que «no pueden considerarse informes del Banco de España las opiniones o análisis no emitidos por sus órganos de gobierno que hayan podido expresar sus técnicos o directivos en el ejercicio de sus funciones, oralmente o por escrito, en cualquier foro, incluyendo aquellos comités o comisiones de los que son miembros». Es decir, no desmiente que Herrera y la Dirección de Supervisión hiciesen los comentarios mencionados.

En el fondo de esta discusión parece haber un enfrentamiento entre organismo públicos. La dirección del Banco de España ha avanzado que exigirá al presidente del FROB, Jaime Ponce, que se inicie una investigación sobre el origen de la filtración de esas actas de la comisión rectora. Por su parte, el Ministerio de Economía, del que depende el FROB, no ha hecho comentarios al respecto. Cabe recordar que el supervisor y el gabinete dirigido por Luis de Guindos han mantenido en las últimas semanas tensas discrepancias a raíz de unas declaraciones del subgobernador en las que insinuaba que el supervisor del sector asegurador (DGSFP) carece de la independencia suficiente por depender orgánicamente del Ministerio, y con las que pedía que el Banco de España asumiese sus funciones.