El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy
El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy - ABC

El Banco de España plantea retomar la reforma del modelo de supervisión financiera

El subgobernador del BdE, Fernando Restoy, critica que el sistema «no incorpora las lecciones más importantes de la crisis»

EFE
MADRIDActualizado:

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, ha abogado este lunes por estudiar y analizar una reforma del modelo de supervisión financiera que esté basado en la idea "twin peaks" (dos organismos supervisores). Restoy se ha expresado así durante la presentación de la séptima edición de la Guía de Sistema Financiero español elaborada por Afi y patrocinada por Funcas, en la que ha recordado que actualmente en España, el sistema de supervisión financiera está dividido de forma sectorial.

Así, el Banco de España supervisa la solvencia y conducta de las entidades financieras; la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), del mercado, y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), la de las aseguradoras y las gestoras de fondos.

"Este modelo de supervisión sectorial no incorpora las lecciones más importantes de la crisis, y desaprovecha las sinergias que ofrece una única vigilancia", además de establecer regímenes distintos y esquemas de protección de los inversores que no son homogéneos, ha dicho Restoy.

En este sentido, el supervisor ha explicado que la necesidad de modernizar la organización de la supervisión en España ya fue defendida por los dos grandes partidos políticos españoles en 2008.

Tal y como abogaron entonces, la competencia en materia de estabilidad financiera y vigilancia prudencia de todo tipo de intermediarios financieros como la banca, los servicios de inversión y las compañías de seguros, se situaría bajo una única autoridad integrada en el Banco de España.

Igualmente, asignaban la responsabilidad de los mercados y la supervisión de los intermediarios financieros a una segunda agencia establecida desde al actual CNMV.

Pese a que ambos grupos políticos mayoritarios estaban de acuerdo en estudiar una reforma del modelo de supervisión, el estallido de la crisis "lo desaconsejó", según Restoy, que no obstante, ha considerado que en estos momentos, sí se dan las circunstancias para iniciar un estudio al respecto, y analizar una posible integración del esquema de resolución de los conflictos de las instituciones.

"En España, se han dado notables pasos para adecuar la supervisión financiera a las nuevas exigencias europeas", ha reconocido Restoy, que no obstante, ha abogado por "reflexionar" sobre cambios adicionales, con el objetivo de mejorar la estabilidad financiera, proteger a los inversores, y que los mercados tengan un adecuado funcionamiento.