El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa
El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa - ÓSCAR DEL POZO

El juez sienta en el banquillo de los acusados a Rato, Blesa y demás usuarios de las tarjetas «black»

La Fiscalía pide seis años de cárcel para Blesa y cuatro y medio para Rato

MADRIDActualizado:

El juez Fernando Andreu ha sentado en el banquillo de los acusados a los expresidentes de Caja Madrid y Bankia Miguel Blesa y Rodrigo Rato y a 64 usuarios más de las llamadas tarjetas «black». Este paso del juez, la apertura de juicio oral contra todos ellos, supone por primera vez llevar a juicio al exvicepresidente del Gobierno Rato.

El magistrado ha abierto juicio contra 66 usuarios de las Visas b, con las que 83 ex altos cargos de las entidades gastaron 15,5 millones de euros entre 2003 y 2012, después de recibir los escritos de defensa de los implicados y los de las acusaciones. Los supuestos delitos de los directivos fuera del proceso ya habían prescrito.

En el auto, el juez reproduce los argumentos de los escritos de las acusaciones, que solicitaron penas de prisión para los directivos. La Fiscalía Anticorrupción pidió seis años de carcel para Blesa y cuatro años y medio para Rato, a quienes considera responsables de la entrega de las Visas como expresidentes de las entidades.

El Ministerio Público, que para los demás usuarios de las tarjetas pidió penas de entre uno y cuatro años de cárcel, según el gasto de cada uno y si han devuelto parte del dinero, considera que los directivos utilizaron las Visas para partidas que eran injustificables como gastos de representación, como fiestas, viajes o lencería.

La acusación popular de UPyD, la formación política que impulsó el caso Bankia, fue más allá y pidió diez años de prisión para Blesa, Rato e Ildefonso Sánchez Barcoj, el ex director financiero de Caja Madrid y el supuesto repartidor de las tarjetas opacas. UPyD considera que los tres cometieron, además del delito de apropiación indebida por los gastos con sus Visas, el de administración desleal por perjudicar a las entidades al autorizar la entrega de las mismas.

Una vez dictada la apertura de juicio oral, solo falta esperar a que se fije la fecha en la que se celebrará la vista en la que la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará los hechos investigados y decidirá el desenlace de esta causa.