De izq. a dcha., el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, y el presidente de la Asociación Española de Banca, José María Roldán, durante el EduFin Summit 2019
De izq. a dcha., el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, y el presidente de la Asociación Española de Banca, José María Roldán, durante el EduFin Summit 2019 - EFE

La AEB advierte de que las «bigtech» son un problema para el sector bancario y las autoridades

José María Roldán ha dicho que las grandes tecnológicas que prestan servicios financieros se basan «en la explotación de los datos, muchas de forma poco transparente para el cliente»

MadridActualizado:

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha defendido hoy las oportunidades que ofrecen al sector bancario las «fintech» –empresas que prestan servicios financieros a través de la tecnología– que, en su opinión, están permitiendo a las entidades «aprender muchísimo de ellas» en aspectos como la experiencia de usuarios. Sin embargo, su valoración de las «bigtech» –grandes tecnológicas que operan en el sector de los servicios financieros como Google, Amazon, Facebook o Apple– ha sido menos positiva, pues considera que tienen un «ADN distinto» y que están basadas «en la explotación de los datos, muchas veces de forma poco transparente para el cliente».

Durante su intervención en el EduFin Summit 2019, celebrado este viernes en Madrid, Roldán ha dicho que estas grandes tecnológicas son un «problema para el sector y las autoridades desde el punto de vista de la regulación y la estabilidad financiera». Ha matizado, eso sí, que «cada vez lo veo un desafío más para las autoridades que para el propio sector bancario».

El máximo responsable de la AEB ha insistido en que los bancos ya cuentan con la confianza de sus clientes y que, por tanto, el objetivo debe ser mantenerla, potenciando sus puntos fuertes. «Técnicamente, tenemos capacidad de garantizar la confidencialidad e integridad de los datos de nuestros clientes», ha señalado.

Roldán ha reflexionado también sobre los beneficios y amenazas que supone el «robo-advisor», es decir, un asesor financiero que proporciona asesoramiento y gestión en línea de carteras mediante algoritmos con una mínima intervención humana: «Desde el punto de vista de costes para el cliente y de márgenes para la entidad, permite estar en una situación de “win-win”». Ha defendido asimismo que «no se debe renunciar» a esta tecnología porque sería hacerlo al «futuro de los servicios financieros»: «Permite hacer un traje a medida a precio de un traje de confección. Es tremendamente potente», ha concluido.

Roldán (AEB): «El "robo-advisor" permite hacer un traje a medida a precio de un traje de confección»

Sobre los peligros que lleva aparejado el «robo-advisor», ha alertado de que conviene estar «muy atentos» al resultado final porque «puede ser tan complejo que no se sepa muy bien por qué ha salido». «Tenemos que ser conscientes como industria de que esas nuevas capacidades técnicas pueden tener un elemento oscuro que tenemos que ser capaces de controlar», ha advertido el presidente de la AEB.

En un contexto de continuos cambios y de creciente importancia de las nuevas tecnologías, también en el sector bancario, Roldán se ha pronunciado acerca del papel que debe jugar la educación financiera, que ha calificado como «fundamental» en la consecución de una «industria más sólida en el medio plazo».

Ahora bien, la inmediatez que brinda el entorno digital también conlleva inconvenientes y uno de los que ha destacado Roldán ha sido el riesgo de que los usuarios tomen decisiones que no han meditado lo suficiente o de que puedan ser víctimas del cibercrimen, aunque respecto a esto último ha asegurado que la banca está «muy bien posicionada» para poder dar garantías a unos clientes «cada vez más exigentes y que son intolerantes a la no disponibilidad de los servicios».

Educación financiera

El presidente de BBVA, Carlos Torres, también ha participado en la segunda jornada del EduFin Summit 2019, con una intervención centrada en la importancia de la educación financiera y los desafíos de la nueva era digital. «Preservar el derecho fundamental a la privacidad va a ser uno de los retos más gordos que vamos a tener como sociedad», ha dicho el primer ejecutivo del banco.

Torres (BBVA): «Preservar el derecho fundamental a la privacidad va a ser uno de los retos más gordos que vamos a tener como sociedad»

Sus declaraciones se producen en medio de la polémica por las supuestas escuchas ilegales hechas por el excomisario Villarejo a políticos, autoridades, empresarios y periodistas por encargo de BBVA, que está investigando la Audiencia Nacional.

El banquero ha lamentado que el conocimiento financiero entre la población general es «bajo», lo que conduce a «mucha frustración y estrés» porque las personas «toman decisiones que, lejos de optimizar su salud financiera, les generan problemas en su vida o en sus negocios».

El presidente de la entidad española ha añadido que «no es solo por falta de conocimiento, sino que a menudo ni siquiera existe conciencia de las implicaciones que sobre nuestra vida futura tienen las decisiones que tomamos», como ocurre en el caso del consumo. «Siempre resulta más tentador que el ahorro porque tiene la gratificación inmediata y es muy difícil tomar conciencia de que el ahorro, por ejemplo para la entrada de una casa, se ha de construir con pequeños sacrificios cada día», ha apuntado.

En esta línea, ha afirmado que si «somos capaces de dotar a las personas de una mejor educación financiera les estaremos dando una herramienta que puede ser clave para cumplir sus objetivos vitales y de negocio». Sobre la revolución tecnológica que estamos viviendo, ha manifestado que «supone un catalizador sin precedentes» y una «oportunidad de acompañar a los clientes en los momentos del día en que están tomando decisiones sobre sus finanzas».

Desconocimiento financiero

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha sido otro de los ponentes de esta edición del EduFin Summit, evento en el que ha advertido de que un grupo muy amplio de españoles no está familiarizado con conceptos financieros básicos.

Según la Encuesta de Competencias Financieras elaborada por el supervisor bancario y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el 42% de los españoles no sabe lo que es la inflación, el 51% no entiende la idea de diversificación del riesgo y el 54% desconoce el concepto de tipo de interés compuesto. Además, solo una de cada ocho personas de entre 18 y 34 años es capaz de responder correctamente cuando se le pregunta por estos tres términos.

«Mejorar la educación financiera tiene repercusiones evidentes sobre el bienestar social en su conjunto y también es muy importante para las propias entidades financieras porque les permite mejorar su reputación», ha defendido.