Nadal festeja el título en Roma
Nadal festeja el título en Roma - AFP
Tenis

Los planes de Nadal para descansar antes de Roland Garros

El balear planea dedicar tiempo a algunas de sus pasiones antes de bajar a la tierra de París para buscar pelear su Grand Slam fetiche

Actualizado:

Rafael Nadal siempre es favorito en París. Lo dicen sus rivales. Lo dice la historia. Por mucho que no celebre demasiados triunfos antes de llegar, siempre es favorito. Lo es más si cabe este curso. Por ese título en Roma para corroborar que está de vuelta y siente de nuevo el poder en su raqueta. «Sabía que si llegaba a mi nivel, puedes ganar y perder, pero tendría mis opciones», dijo tras alzar los brazos en el Foro Itálico. Recuperada la confianza, el tenis y la moral, Nadal llega a París a buscar otro imposible, el duodécimo cetro de Roland Garros.

Después de ganar en Roma, Nadal informó de que se tomará ahora unos días de descanso, antes de pensar en un nuevo asalto a Roland Garros. «Algún día iré a pescar. Pero lo importante es estar tranquilo, descansar dos días. Llevo semanas seguidas, ahora mismo lo que tengo es ganas de seguir jugando a tenis, compitiendo, disfrutando de la pista», afirmó a Efe.

Su 33 cumpleaños

Cumplirá 33 durante el torneo parisino, rendido a sus pies desde que debutara, con 18, y se llevara de recuerdo el primer mordisco. Un revolcón por la arena que ha domado en tantas ocasiones y que se le quedó impregnada en la melena, los brazos y el corazón. A partir de ahí, dueño absoluto que solo ha dejado escapar en tres ocasiones. Solo Federer, Wawrinka y Djokovic han podido conocer el sabor de la Copa de Mosqueteros.

No hay duda de que Nadal se crece en París, y ya manda señales de intratabilidad. Ayer, en Roma, Djokovic le quitó un set. En París, a cinco, el balear manda como nadie. «El título es importante, pero más es sentir que estoy mejorando», anunció. Son 86 victorias, por solo dos derrotas: Djokovic, en 2015, y Robin Soderling, en 2009 (en 2016 se retiró por lesión en la muneca). Una barbaridad que abruma a sus rivales. «Nadal es el favorito número 1, sin duda. Luego vienen todos los demás», explicó Djokovic. Para Nadal, París es un oasis con el que ya da por buena la temporada aunque nunca se sacia del todo. Defiende los 2.000 puntos, pero sobre todo, la extraordinaria historia que ha forjado siempre en la Philippe Chatrier.